Fiscalía inicia la investigación de oficio por el cargamento de sustancias controladas que salió de Viru Viru y fue incautado en España

La Fiscalía departamental de Santa Cruz iniciará investigaciones, de oficio, sobre la salida de un cargamento con sustancias controladas desde el aeropuerto Viru Viru con destino a España, en una aeronave de BoA, sin que hubiera sido detectado, el pasado 12 de febrero.

“No se puede, de ninguna manera, permitir que desde nuestro país, hacia países del extranjero -en este caso, España- se hubiera traficado sustancias controladas. Tenemos las instrucciones de nuestro señor Fiscal General del Estado de ser muy objetivos y respetuosos en esta investigación, con relación a la forma en que se hubiera procedido”, expresó Róger Mariaca, fiscal departamental de Santa Cruz.

La autoridad indicó que realizarán todos los actuados que correspondan en este caso.

 “Es importante mencionar que se está hablando de una organización criminal (…) Se citará a las personas que se tengan que citar a objeto de que puedan ellas manifestar qué conocimiento tienen sobre este hecho que habría ocurrido el 12 de febrero del presente año, en instalaciones del aeropuerto Viru Viru”, agregó Mariaca.

El hecho

La Administración de Aduanas de España reveló que los casi 500 kilogramos de cocaína incautados en el aeropuerto Adolfo Suárez, Madrid-Barajas, eran procedentes de un vuelo de la aerolínea Boliviana de Aviación (BoA).

“Funcionarios de la Unidad Local de Análisis de Riesgos de la Administración de Aduanas de Madrid, en el punto de descarga de la mercancía, observaron la presencia de los doce bultos que no habían sido declarados en el momento de embarque y salida de la aeronave en origen, conteniendo todos ellos unas tabletas cuadrangulares (‘ladrillos’) envueltas en plástico film, en cuyo interior se encontraba una sustancia que, tras efectuar una prueba analítica ‘in situ’, dio resultado positivo en cocaína”, señala parte del informe de la Administración de Aduanas e Impuestos Especiales de Madrid, que fue dado a conocer el 30 de mayo, aunque ocurrió en febrero.

Por su parte, BoA emitió un comunicado en el que manifiesta: “La línea aérea estatal anuncia la presentación formal de una querella contra los autores materiales e intelectuales del hecho. Además, colaborará y apoyará de forma efectiva en las investigaciones y requerimientos de información de las autoridades nacionales e internacionales para esclarecer lo sucedido”.

El Deber

Autor