Fiscalía investiga un caso de trata y tráfico de personas en Pisiga; hay 13 aprehendidos

El Ministerio Público comenzó la investigación por un caso de trata y tráfico de personas con el allanamiento de un domicilio en la localidad fronteriza de Pisiga donde fueron aprehendidas 13 personas por la presunta comisión de los delitos de trata y tráfico de personas, en su mayoría venezolanos, que buscaban dirigirse a Chile.

En coordinación con el personal del Centro Especial de Investigación Policial (CEIP), el departamento de Análisis Criminal e Inteligencia (DACI) y la unidad de DELTA de la Policía se cumplió el procedimiento, informó el fiscal departamental de Oruro, Aldo Morales.

En el inmueble se encontró una “gran cantidad” de personas reunidas con equipajes que se encontraban “listas para realizar el cruce ilegal hacia la frontera chilena”, añadió, según un boletín de prensa.

Dentro de las 13 personas aprehendidas se encuentra un ciudadano venezolano y dos mujeres que realizaban los procedimientos administrados y cobros al interior de uno de los alojamientos donde se reunían los migrantes. En el procedimiento se capturó a un grupo de personas que se encargaban de realizar el traslado de los equipajes de los viajeros.

De acuerdo a los antecedentes, el allanamiento se realizó en el marco de una cooperación realizada por la Fiscalía de Bolivia a solicitud del Ministerio Público de Chile, que denunció que personas inescrupulosas estuvieran realizando actividades ilegales en zonas urbanas y rurales del departamento de Oruro, consistente al traslado (tráfico) de personas. 

Erbol

Autor