Foto policial de Trump genera productos de ‘merchandising’

La fotografía policial del expresidente estadounidense Donald Trump, tras su fichaje y arresto este jueves en la cárcel del condado de Fulton en Atlanta (Georgia), fue aprovechada por su entorno para crear una línea de productos comerciales.

Después de que la Oficina del Sheriff del condado de Fulton publicara la imagen, siendo la primera vez que se toma una foto de este tipo a un presidente estadounidense anterior o en ejercicio, Donald Trump Jr., hijo del exmandatario, compartió un mensaje en X (anteriormente Twitter) anunciando el lanzamiento de camisetas, tazas y carteles con la imagen y la frase ‘Free Trump’ (‘Liberen a Trump’).

Las camisetas tienen un precio de 29,99 dólares, las tazas se venden por 15,99 dólares y los pósters con la fotografía policial están disponibles por 19,99 dólares. El hijo del expresidente afirmó que todas las ganancias de la venta de estos productos serán destinadas al fondo de defensa legal, con el fin de «combatir la tiranía y la locura» que están presenciando.

«A diferencia de muchos, no intentaré obtener beneficios de esto, sino que haré todo lo posible para ayudar», escribió Trump Jr. 

El ex jefe de Estado es acusado de varios delitos graves relacionados con su presunto intento de anular los resultados de las elecciones presidenciales de EE.UU. de 2020.

Así, fue arrestado, fichado y posteriormente liberado de forma rápida gracias a un acuerdo de fianza previamente obtenido por sus abogados, en el que Trump aceptó pagar una fianza de 200.000 dólares y cumplir con otras condiciones, como la prohibición de utilizar las redes sociales para atacar a cualquiera de sus 18 coacusados o a cualquier testigo en el caso.

Algunos de los asociados del político republicano mencionados en la acusación de 41 cargos también se entregaron en la cárcel del condado de Fulton. Entre ellos se encuentran su antiguo abogado, Rudy Giuliani, y su exjefe de Gabinete, Mark Meadows.

Este año, el exmandatario se ha enfrentado a cuatro cargos penales. Los fiscales federales lo acusan de manejar incorrectamente documentos clasificados, intentar interferir en los comicios presidenciales de 2020 y presuntamente pagar dinero a la actriz porno Stormy Daniels para que guardara silencio sobre una supuesta aventura amorosa con el magnate.

Trump ha negado cualquier mala conducta y ha calificado las acusaciones como una persecución política destinada a impedir su candidatura a la presidencia en 2024.

RT

Autor