Garibay: ‘Esto me afectó mucho; mi vida ya no es igual’

Héctor Garibay está muy dolido. Todas las críticas que coexisten en redes sociales (la condena social es muy fuerte) luego de que se apartara de su entrenadora Nemia Coca lo tienen un tanto distraído del foco verdadero: los Juegos Olímpicos de París 2024.

Claramente, el fondista nacido en Oruro, la apuesta en la que Bolivia deposita sus sueños de gloria de cara a la competencia olímpica, se encuentra afectado. Y lo sabe muy bien. Es por ello que, conocedor de las duras palabras de la gente, decidió ir a entrenar a Huarina.

Quiso alejarse de todo y de todos (incluso de su familia) para dar prioridad a su entrenamiento e intentar que su mente y su estado anímimo no le jueguen en contra.

Pero, pese a sus intentos, Héctor no puede evitar verse afectado por los factores externos.

Es por eso que lloró en medio de una entrevista. Explicó que sus primeras opciones eran Nemia Coca y Marcelo Peñaranda, pero que nunca pensó que las cosas tomarían el presente curso conflictivo.

«Mi primera opción eran ellos (Nemia y Marcelo), porque ellos también tenían un plan, pero no pensé que iba a suceder así. (Estaba entrenando en Huarina), me quise alejar de toda esta polémica, de todo lo que me estaba pasando, pero, para mí, después de México, todo cambió».

El problema que enfrenta ahora, tras su alejamiento de Coca y la lluvia de críticas que lo envuelve, lo ha dejado conmovido.

«Eso me afectó mucho. Cada competencia yo iba solo, ahora se mete la gente a hablar de mí. Tambien mi entrenadora… Si ella tenía los pasajes para México, podía sacar, financiar, de la Gobernación, si quería acompañarme. Me fui solo a competir. A la Maratón de Buenos Aires me fui solo también», dijo, sollozando, en nota con QD Show.

Le pidió perdón a su familia, pues la dejó sola por entrenar alejado.

«Prácticamente, que me disculpe mi familia. No pensaba que le iba a arrastrar, pero mi vida ya no es igual. Me alejé de ellos (sus seres queridos) porque quería esa paz y me vine a entrenar aqui a Huarina alejándome de ellos. Se preocupan mucho por mí. Ha sido un cambio, he tenido que concentrarme más en mi preparación para no involucrarles. Todo se viralliza por redes sociales». 

Sobre su alejamiento del club en el que entrenaba, Héctor explicó que tomó la decisión de hacerlo porque estaba cansado. 

Fuente: Opinión

Autor