Gobierno afirma que la deuda externa de Bolivia es sostenible y desmiente a Camacho

La deuda externa que tiene Bolivia llega al 29,9% del Producto Interno Bruto (PIB), a octubre de 2022, lo que significa que “hay un manejo adecuado” y con ello se desmiente la versión del excívico Fernando Camacho, según el Ministerio de Economía y Finanzas Pública.

De acuerdo con los datos de esa cartera, el año 1987, el país registraba el 99,1% de la deuda respecto al tamaño de la economía, pero ese porcentaje bajó en 2006 a 28,2%; sin embargo,  volvió a subir a 33% en 2020, durante la administración del gobierno de facto de Jeanine Añez.

“(La deuda pública externa) ha reducido en el gobierno del presidente Luis Arce a 29,9 por ciento, ¿eso qué significa?, que hay un manejo adecuado del endeudamiento externo”, afirmó el ministro de Economía y Finanzas Públicas, Marcelo Montenegro, este domingo en contacto con Bolivia Tv.

Sostuvo que a Bolivia le permiten ir a los mercados de capital y los organismos multilaterales le otorgan créditos porque tiene movimiento económico, capacidad de producción y generación de ingreso.

En tanto, el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas aclaró que de acuerdo con los reportes mensuales de deuda pública externa del Banco Central de Bolivia (BCB) en 2021, alrededor del 70% de la deuda es con organismos multilaterales como Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Banco de Desarrollo de América latina (CAF), principalmente.

“¿Por qué es importante mencionarlo?, porque estos organismos no realizan préstamos si estos no se destinan a la inversión, situación que se cumple en Bolivia”, remarcó esta cartera del Estado.

Enfatizó que, además, los préstamos son evaluados por los diferentes organismos previamente a ser desembolsados, es decir que se realiza un estudio del desempeño macroeconómico del país solicitante.

Todos los estudios efectuados, reflejan el buen comportamiento de las variables económicas de Bolivia, es decir, el Estado Plurinacional se muestra solvente en materia de deuda ante el resto del mundo.

A 2022, gracias a la implementación del Modelo Económico Social Comunitario Productivo (MESCP) y una política fiscal responsable, la deuda pública total de Bolivia se encuentra entre las más bajas de América Latina y el Caribe, y por debajo de economías como Brasil, Argentina, Costa Rica Uruguay, Colombia, México, entre otros.

Asimismo, la deuda pública de Bolivia se encuentra por debajo de los umbrales fijados por organismos internacionales como el Tratado Maastricht del 60%, y mantiene un margen aceptable para acceder a mayores recursos para inversión, aseveró el ministerio.

Con esas explicaciones y aclaraciones, el Gobierno desmiente la versión del excívico Luis Fernando Camacho de que “este año en el Presupuesto General está contemplado que Bolivia se endeude por $us 2.000 millones más y que hoy el país es uno de los más endeudados de la región».

Fuente:ABI

Autor