Gobierno confirma que Perú prohíbe ingreso de camiones bolivianos por combustible de baja calidad y costo subvencionado

El viceministro de Transporte, Wilfredo Gutiérrez, confirmó este martes que Perú prohíbe el ingreso de camiones bolivianos por observaciones a la calidad de combustible que importa Bolivia, ya que aduce que es contaminante al medio ambiente.

«Nosotros no llegamos con la calidad que existe en Perú, para nosotros será dificultoso llegar a esa calidad, sin embargo, debemos considerar el precio aparte de que tenemos del combustible subvencionado, lo que nos complica la situación», declaró en entrevista con Radio Televisión Popular (RTP).

La autoridad explicó que el gobierno de Perú ya puso en marcha la prohibición para que el transporte pesado internacional ingrese a su territorio con el combustible de Bolivia. «No llegamos a la calidad que pide, nuestro combustible está por debajo, entonces llega un camión a la frontera, revisan el combustible y si no es de la calidad (establecida) descargan y obligan a cargar el que se usa en ese país, así lo estable el reglamento».

La autoridad sostuvo que el trasfondo del conflicto es que los transportistas peruanos manifestaron que están en desventaja con sus pares bolivianos, debido a que el precio del combustible es subvencionado. En Perú el costo por litro es de Bs 7 y en Bolivia es de 3,74.

A principios de octubre, el gobierno de Perú aprobó el Decreto Supremo 018-2023-EM, que establece que los vehículos de transporte terrestre internacional a su territorio deben cumplir la normativa sobre la calidad de los combustibles.

«Los vehículos que crucen las fronteras peruanas deberán ingresar usando Diesel B5, Gasolinas y Gasoholes con un contenido de azufre, no mayor de 50 ppm. (…) cuando el vehículo que no cumpla con esta especificación, podrá ingresar a territorio peruano con una cantidad determinada de combustible, para su desplazamiento hasta el establecimiento de venta al público de combustibles más próximo dentro del país; según el paso fronterizo de ingreso donde se encuentre», se especifica en la normativa del país vecino.

Para paliar la situación, Gutiérrez anunció que sostendrá una reunión con representantes de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), la Autoridad de Transporte y Telecomunicaciones (ATT) y la Aduana, para analizar y buscar soluciones al conflicto originado por el combustible que usa el transporte pesado internacional del país.

A su vez, el sector transportista de carga internacional se declaró en emergencia y no descartó asumir medidas de presión.

Fuente: Los tiempos

Autor