Gobierno de Arce culpa a empresarios, interculturales e indígenas por los incendios forestales

El gobierno de Luis Arce responsabilizó este lunes a los grandes empresarios de ser promotores de aproximadamente el 46% de los incendios forestales en el país; el resto sería generado por pequeñas y medianas empresas, interculturales e indígenas de las Tierras Comunitarias de Origen (TCOs).

“Entre los que realizan estas quemas hay grandes empresas, de hecho, (…) más del 46% de todas las quemas son por estas grandes empresas agropecuarias. Luego están las medianas empresas, también están las estancias ganaderas, particularmente en el Beni”, aseguró el ministro de Defensa, Edmundo Novillo.

La autoridad subrayó que los indígenas de las tierras bajas, por ejemplo, del municipio de Rurrenabaque le manifestaron que realizan quemas en sus tierras “como algo natural”. 

“Ellos nos manifestaron que si se desborda (el incendio), el Gobierno tiene que venir a ayudarnos; entonces, a veces hay falta de conciencia en los hermanos indígenas porque los chaqueos que realizan tienen que ser controlados por ellos mismos. También tenemos los hermanos interculturales que hacen este tipo de chaqueos”, subrayó. 

Novillo se refirió al tema tras el pedido de la abrogación del denominado “paquete de leyes incendiarias”, promulgado en los gobiernos del Movimiento Al Socialismo (MAS) que continúa en el Órgano Ejecutivo.

Diferentes organizaciones de la sociedad civil exigieron la abrogación de 9 a 15 normas permisibles con los incendios; empero, la más cuestionada es la Ley 741, del 29 de septiembre de 2015, «que autoriza el desmonte de veinte (20) hectáreas por familia (PDM 20) para comunidades, asentamientos humanos y pequeñas propiedades». 

El ministro sostuvo que el tema es complejo y se debe analizar desde diferentes aristas; por ejemplo, los ganaderos del Beni necesitan regenerar pastizales, pero se necesita implementar un chaqueo responsable.

“(La abrogación) está en análisis, en evaluación con el equipo jurídico. Esta situación de la normativa es bastante compleja; también el Legislativo seguramente va a tomar la decisión, porque tiene que ver un ámbito con la ley y otro con un decreto. En ese entendido, se debe hacer un análisis muy riguroso porque queremos no sólo abrogar, sino sustituir con normas que nos permita tener un control efectivo y real”, subrayó Novillo.

El Gobierno se abrió a recibir cooperación internacional frente a los incendios forestales que azotan al país. La decisión fue calificada como tardía, ya que no se lograron controlar las quemas durante los últimos cinco meses. Mientras tanto, continúan los pedidos para que el país se declare en desastre y reciba mayor apoyo internacional.

ANF

Autor