Gobierno niega orden de aprehensión contra Calvo, admite denuncia contra el cívico por el paro indefinido

El ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, negó este viernes que se haya emitido una orden de aprehensión contra el presidente del Comité Cívico Pro Santa Cruz, Rómulo Calvo. Al contrario, le pidió rendir cuentas por los procesos pendientes que tiene con la justicia boliviana. En tanto, la Fiscalía de La Paz confirmó que recepcionó una denuncia contra el cívico, pero por el paro indefinido.

«Actualmente este señor (Rómulo Calvo) no cuenta con ningún mandamiento de apremio o aprehensión en contra de sus persona (…) Es lamentable que personas utilicen la política para tratar de zafarse de la justicia boliviana», aseguró la autoridad ministerial.

En las últimas horas, el segundo vicepresidente del Comité Cívico Pro Santa Cruz, Stello Cochamanidis, denunció que en la madrugada, efectivos policiales intentaron aprehender a Calvo a través de una orden del Ministerio Público de La Paz.

En ese entendido, la fiscal Leticia Muñoz confirmó que se recepcionó una denuncia contra el cívico cruceño, pero por los delitos de sedición, conspiración y atentado contra la libertad de trabajo por los 9 días de paro indefinido. La citación no tiene fecha ni hora para que se presente a declarar. «La denuncia ingresó el 22 de noviembre», afirmó.

El 18 de noviembre, el ministro de Justicia y Transparencia, Iván Lima, informó que Calvo tiene 35 procesos iniciados en su contra que datan desde varios años, cuando fungía como alcalde interino de Santa Cruz de la Sierra.

Del Castillo reprochó la actitud del cívico que buscó cargos políticos para “eludir” a la justicia boliviana y ahora señale que es un perseguido político.

«Vemos como una persona que a erogado recursos del pueblo cruceño se convierte en un político para que luego no pueda rendir cuentas a la justicia boliviana (…) Esto no lo vamos a tolerar de ninguna manera, sea quien sea», sentenció.

Autor