Gobierno y Alcaldía se pelean por ayudar en una zona de deslizamiento; Defensa Civil exige disculpas de Arias

19 de febrero de 2024

Edwin Condori

En medio de una serie de tragedias que está dejando la época de lluvias en Bolivia, el Gobierno nacional y la Alcaldía de La Paz protagonizan una insólita disputa por ayudar en el deslizamiento de la zona de Jinchupalla, donde el pasado viernes se deslizó parte de un cerro y sepultó vehículos e incluso afectó a algunas viviendas.

El viceministro de Defensa Civil, Juan Carlos Calvimontes, en una conferencia de prensa de este lunes, dijo que la noche del viernes recibió una “ingrata noticia” porque el alcalde de La Paz, Iván Arias, había “expulsado” a los rescatistas del Grupo SAR Illimani, de la Fuerza Aérea Boliviana, que acudieron a la zona del deslizamiento a llamado de vecinos.

“Sin embargo, este impasse no va a impedir que nosotros sigamos trabajando (en esa zona), para eso se ha creado el comando conjunto de respuesta ante eventos adversos. El nivel central no necesita autorización de nadie para intervenir en casos de desastre, el alcalde municipal no es dueño del municipio”, manifestó la autoridad gubernamental.

Además, “lo mínimo que esperamos (ahora) es que el alcalde municipal se disculpe con las Fuerzas Armadas, haga llegar una disculpa pública por este ingrato momento, de manera que las relaciones vuelvan a la normalidad y las Fuerzas Armadas puedan seguir trabajando con tranquilidad”, agregó.

No obstante, el día del incidente, Arias consideró que “cada cosa tiene que estar en su lugar” porque “sino generamos un ambiente de zozobra e incertidumbre en la gente”.

Por lo tanto, “su apoyo no era necesario, se puede hacer cuando sea necesario; o sea, discúlpenme, ¿usted cree que necesitábamos a Defensa Civil, tantos efectivos desplazados, cuando pueden estar atendiendo en otros lugares? No”, argumentó entonces Arias.

EL DEBER

Autor