Habrá inspección y cámara Gesell por niña abusada por abogado de la Defensoría en Santa Cruz

15 de enero de 2024

Una inspección ocular a tres lugares y la cámara Gesell son los actos que se desarrollarán por orden de la justicia para el esclarecimiento de abuso sexual de una niña de 11 años, por parte del asesor legal de la Defensoría de la Niñez de la zona Los Lotes, que fue imputado y enviado a la cárcel de Palmasola tras resolución emitida por la jueza cautelar Ximena Flores.

Los actos investigativos buscan inspeccionar al menos tres inmuebles donde, de acuerdo a investigaciones de la Fiscalía y la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), la niña fue llevada por el jurista y sometida a delito de abuso sexual.

El caso se originó a mediados de diciembre pasado, cuando de la dirección de un centro educativo por Los Lotes se recibió una queja de la niña, sobre que habría sido objeto de malos tratos y violencia por parte de sus padres. Ella contó al director que fue agredida y la dirección dio parte a la Defensoría de la Niñez.

En el colegio fue entregada a un representante de la Defensoría, que acudió y se identificó como el abogado asesor Ariel Coca Jiménez. La menor quedó en poder del profesional, que la trasladó hasta la Defensoría.

El abogado se dirigió al hogar de la Defensoría de la zona, y luego la sacó para realizar las diligencias.

Las investigaciones de la Felcc y la Fiscalía, a cargo de la fiscal Tatiana Cuéllar, determinaron que la menor fue llevada a varias partes por el abogado. Incluso al Palacio de Justicia, y que el funcionario le dijo que si le preguntaban algo, que respondiera que era su hija.

Pasó todo el día y la niña al final no fue regresada al hogar como debía ser, sino que el abogado la trasladó hasta su departamento, donde pasó la noche con él.

Además, las investigaciones señalan que los tíos de la niña llegaron a la Defensoría para que la entreguen, pero el abogado Ariel Coca les negó toda posibilidad, argumentando que había que realizar pesquisas, ante la existencia de denuncia de malos tratos que recibía la menor por parte de sus progenitores.

Vulneración de protocolos

En las diligencias acumuladas por la Felcc y la Fiscalía se evidenció que en este caso se vulneraron protocolos establecidos por la Ley 548 por parte del abogado de la Defensoría de la Niñez.

Entre esas vulneraciones se señala que un funcionario varón no está autorizado para sacar a las niñas y llevarlas para realizar diligencias. Esa función debe ser cumplida por una profesional de sexo femenino.

Asimismo, se hizo notar que el hogar no debió permitir que la niña salga con un varón. Al mismo tiempo, el hogar no reportó a la autoridad respectiva que la niña no regresó a las instalaciones.

En su declaración, la víctima aseguró que el abogado la llevó a unos tres lugares y que cuando se quedó a dormir en el departamento del jurista, fue abusada.

El caso estaba por pasar desapercibido, si no fuera que la niña recibió la visita de sus tíos, y contó todo con lágrimas en los ojos.

Tras la aprehensión, el abogado Ariel Coca Jiménez fue imputado por abuso sexual por la Fiscalía, y llevado a una audiencia ante la jueza cautelar Ximena Flores.

Al existir indicios, la jueza envió a la cárcel al hombre por 90 días.

Los nuevos actos de cámara gesell y la inspección ocular a lugares fueron ordenados para ampliar las pesquisas contra otros funcionarios que tendrían participación, al no emitir informes y permitir la vulneración de derechos y de protocolos.

Según las investigaciones, el responsable de la Defensoría, Ariel Coca Jiménez es funcionario desde la gestión de la ex alcaldesa Angélica Sosa.

A través de su abogado, Coca busca defenderse en libertad por considerar que no cometió delito alguno.

La niña de 11 años sigue bajo la tutela de autoridades de la Defensoría de la Niñez mientras se desarrolle el proceso investigativo, que fue ampliado al existir indicios de que otros funcionarios tendrían que declarar para que este tipo de hechos no se repita jamás.

EL DEBER

Autor