Hallan en la Antártida una extraña criatura marina con 20 brazos

Durante una expedición en el Océano Antártico, unos investigadores estadounidenses han hallado una pluma de mar, una extraña criatura marina que tiene 20 brazos y que tiene una protuberancia en el cuerpo que se parece a una «fresa», según describen en un artículo publicado recientemente por la revista Invertebrate Systematics.

Este extraño ejemplar de la Antártida, llamado Promachocrinus fragarius, pertenece a la familia de los crinoideos, una clase del filo de los equinodermos que comprenden especies como las estrellas de mar, erizos o esponjas. No obstante, las plumas de mar -también conocidas como lirios- poseen un aspecto ramificado de sus brazos, con espinas o apéndices en su cuerpo.

Según los investigadores, el P. fragarius tiene un color que oscila entre púrpura a rojizo oscuro y vive como máximo a unos 65 metros de profundidad.

Sus 20 brazos, que pueden llegar a medir hasta 20 centímetros de largo, son utilizados principalmente para moverse en las profundidades del mar gélido, donde flota y extiende sus extremidades con una sustancia pegajosa para poder atrapar su alimento: plancton.

Una fresa tras mover sus cirros

Asimismo, estos seres marinos poseen cirros o pequeños tentáculos que sobresalen de la base. En el momento en que los autores removieron estos cirros para analizar cómo se unen a su cuerpo, observaron unas protuberancias circulares que, según ellos, se parecía a una fresa, por eso es que decidieron nombrar al animal marino como fragarius.

«Hemos quitado un montón de cirros para que se puedan ver las partes a las que están unidos, y eso es lo que parece una fresa», explicó a Business Insider el coautor del estudio, Greg Rouse, profesor de biología marina de la Universidad de California en San Diego.

Según el científico, estas criaturas marinas, que recuerdan a alienígenas de películas de ciencia ficción, poseen unas pequeñas garras en los extremos de los cirros, los cuales les servirían para aferrarse a una roca o al fondo del lecho marino.

Más especies similares

Antes de encontrar a P. Fragarius, solo se tenía conocimiento de la existencia una especie de pluma de mar llamada Promachocrinus kerguelensis, que posee solo 10 brazos y fue encontrada en 1879. Pero unos científicos de Australia y Estados Unidos encontraron otras seis especies que sospechan podrían pertenecer a la misma familia.

Por lo tanto, es probable que existan más especies con estas características: «Pasamos de una especie con 20 brazos a ocho especies: seis con 20 brazos y dos con 10 brazos bajo el nombre de Promachocrius«, agregó Rouse.

Autor