Hawaianos, obligados a saltar al océano para escapar de los incendios en Maui

Los habitantes de la localidad hawaiana de Lahaina, en la isla de Maui (EE.UU.), describieron escenas apocalípticas generadas por el fuerte incendio que se declaró el martes, y cuyas rápidas llamas obligaron a la población a saltar al océano para escapar del fuegoreportaron medios locales el 9 de agosto. El incendio forestal ha destruido ya gran parte de la zona histórica de la comunidad y sigue intensificándose debido a los vientos del huracán Dora.

De acuerdo con los vecinos, los Bomberos, que durante todo el día trataron de contener las ráfagas de fuego, no han tenido mucho éxito, y las llamas han seguido destruyendo docenas de casas y negocios de la localidad. Los testigos afirman que este incendio es el peor desastre natural que ha sufrido el estado de Hawái desde que el huracán Iniki golpeara la isla de Kauai en 1992, dejando seis muertos y causando daños de miles de millones de dólares.

La gobernadora en funciones de Hawái, Sylvia Luke, confirmó que la Guardia Nacional ha sido activada para ayudar a responder a la extensa crisis del fuego, que también incluye otros incendios forestales. Hasta la fecha no se sabe la escala cierta de la destrucción. Varios miles de personas se vieron obligadas a evacuarse y muchas de ellas no creen que puedan regresar a sus casas. Asimismo, los equipos de primeros auxilios se enfrentan a árboles caídos y estructuras dañadas. En toda la isla de Maui, miles de personas siguen sin electricidad.

La Guardia Costera ha lanzado un helicóptero y una bote para detectar y rescatar a las personas en el agua en la playa de Front Street y en el puerto de Lahaina. El vocero del condado de Maui expresó que no estaba inmediatamente claro cuántas personas saltaron al agua frente a Lahaina para evitar el humo y las llamas, aunque indicó que las operaciones de rescate están en curso.

Según las autoridades, el incendio de Lahaina es solo uno de los al menos siete fuegos forestales de grandes dimensiones activos en el estado. Los vientos que siguen siendo alimentados por el huracán Dora han superado los 88 kilómetros por hora en muchos puntos, con rachas de hasta 128 kilómetros por hora.

Fuente: RT

Autor