Hezbolá e Israel prosiguen ataques en frontera sur de Líbano

A un mes de iniciado el asedio israelí contra Gaza, que ya dejó más de 10.500 palestinos asesinados, el Movimiento de Resistencia Islámica Hezbolá atacó desde el sur de Líbano emplazamientos militares ubicados por Israel al norte de los territorios palestinos ocupados.

En la mañana, combatientes de Hezbolá atacaron una fuerza de infantería israelí en las inmediaciones de la base militar Shomera y le causó bajas confirmadas. Asimismo, disparó con fuego directo el sitio de Bayad Blida y atacó el cuartel militar de Dovev.

A través de un comunicado, la Resistencia Islámica precisó que en respuesta a la agresión sionista que tuvo como objetivo una ambulancia (hecho que causó un fallecido y un herido), atacó con armas directas, a las 14H00 hora local, una fuerza de infantería en las inmediaciones del cuartel de Dovev y le causó bajas confirmadas

Según medios locales, estos ataques también supusieron una respuesta de la Resistencia Islámica libanesa a bombardeos israelíes contra dos viviendas en las ciudades de Yater y Kafra, al sur-centro de Líbano.

Israel había difundido que estas casas eran cuarteles de la Resistencia Islámica, lo cual fue desmentido por vecinos en declaraciones a medios locales.

Un medio libanés informó que militares israelíes dispararon este miércoles tres misiles contra el estadio de fútbol de la sureña ciudad de Houla y atacaron con otros dos una vivienda y un automóvil, aunque estos últimos no explotaron. 

Además, reportó que un dron de reconocimiento israelí MK sobrevoló los sectores occidental y central de la nación de los cedros.

Según el reporte, el aparato no tripulado cruzó sobre la región de Naqura (sur) y sobrevoló aldeas que han sido objetivos de bombardeos israelíes, como Al-Dhaira, Yarin, Marwahin, Ramiyah, Aita Al-Shaab,  Jbeil, Maroun Al-Ras y Yaroun.

El domingo pasado, un dron israelí atacó al sur de Líbano dos vehículos con civiles y mató a tres niñas y su abuela.

Ello elevó a diez la cifra de civiles asesinados por el ente sionista en el área luego de iniciar la escalada contra la Franja de Gaza, en represalia por la operación Diluvio de Al-Aqsa, que según las autoridades israelíes provocó más de 1.400 muertos, heridos y más de 200 rehenes entre nacionales y ciudadanos de otros países.

Telesur

Comentarios

Autor