Intensifican operación contra minería ilegal en Amazonas, Venezuela

El comandante estratégico operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), general jefe Domingo Hernández Lárez, informó este miércoles que más de 500 efectivos de dicho cuerpo se trasladan hacia la región del Alto Orinoco, al suroeste de dicha nación, para dar continuidad al operativo contra la minería ilegal.

En mensaje difundido a través de la red social Twitter, el militar de alto rango afirmó que el contingente se traslada hacia esa región, en el borde oeste del Parque Nacional Yapacana, «a luchar por la integridad territorial y la soberanía nacional, contra los grupos delincuenciales depredadores del ambiente».

Hernández Lárez aseveró que «la protección ambiental es tarea de todos, es un deber y un derecho constitucional».

En un mensaje anterior, detalló que la FANB «continúa evacuando mineros ilegales del Parque Nacional Yapacana, desmantelando viviendas ilegales y destruyendo equipos depredadores del medioambiente». Además, dejó claro que «ningún interés particular estará por encima de los intereses del Estado y los derechos de la naturaleza».

Ocho meses atrás la FANB inició la Operación Autana, que permitió desalojar a miles de mineros ilegales de la referida área protegida, fronteriza con Colombia y Brasil. A quienes salieron de allí de manera voluntaria, se les reubicó en otros estados y se les realizó chequeos médicos, entre otras atenciones personalizadas.

De acuerdo con la corresponsal de teleSur, Madelein García, hasta el momento se detectaron más de 40 campamentos mineros y la FANB evacuó a más de 8.000 personas que voluntariamente se retiraron de la zona.

La minería ilegal causó daños irreversibles a los ecosistemas debido al empleo de mercurio para extraer oro y otros minerales. Otra modalidad de depredación de esos recursos, tanto o más agresiva que la anterior, consiste en utilizar balsas artesanales que inyectan mercurio y succionan el lecho de los ríos.

En una operación de sobrevuelo del río Atabapo, en la frontera entre Colombia y Venezuela, efectivos de la FANB detectaron 11 de estas lanchas en menos de una milla náutica, las cuales huyeron hacia el lado colombiano tras ser detectadas.

Se considera que mafias trasnacionales del narcotráfico y grupos irregulares colombianos están detrás de este negocio.

Además de la contaminación por mercurio, la minería ilegal ha causado la destrucción de grandes extensiones de selva y bosque amazónicos, la alteración del curso de los ríos, afectado la cadena alimentaria y tradiciones de los pueblos indígenas y generado la proliferación de diversas enfermedades endémicas, como la malaria.

El pasado 10 de julio, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, aseguró que su Gobierno, con el apoyo de la FANB, desajolará el 100 del Yapacana y otros parques nacionales, donde se estima operan unos 10.000 mineros ilegales.

Tras respaldar la Operación Autana, el jefe de Estado apoyó la revitalización de una agenda para preservar la Amazonía y los derechos de los pueblos indígenas, acciones que formarían parte del esfuerzo de las naciones suramericanas con territorios en la cuenca amazónica.

Fuente: TeleSUR

Autor