Inundaciones dejan 33 muertos en Corea del Sur

La mayoría de los muertos residían en Gyeongsang del Norte, según reportaron autoridades de Corea del Sur, donde las lluvias dejan deslizamientos e inundaciones.

Al menos 33 personas murieron y otras 10 están desaparecidas debido a las intensas lluvias que causaron inundaciones y deslizamientos de tierra en Corea del Sur, según un nuevo balance difundido este domingo (16.07.2023) por el gobierno, en tanto rescatistas seguían luchando para llegar hasta las personas atrapadas en un túnel inundado.

El Ministerio del Interior informó que 33 personas habían muerto y otras 10 estaban desaparecidas, la mayoría enterradas por deslizamientos de tierra o tras caer en un embalse desbordado.

La mayoría de las víctimas eran habitantes de la provincia de Gyeongsang del Norte.

Según la agencia de noticias Yonhap de Corea del Sur, un túnel subterráneo en una localidad de esa provincia se inundó el sábado por la mañana, después de que la crecida de las aguas no permitiera escapar a las personas que se encontraban en su interior.

Los socorristas trataban de llegar a unos 19 coches atrapados en el túnel y el domingo se recuperaron de un autobús sumergido allí cinco cadáveres aún no incluidos en la cifra oficial de muertos, informó Yonhap. 

Evacuación de personas

En las zonas más gravemente afectadas, «casas enteras fueron barridas por completo», dijo un socorrista a Yonhap.

Durante los tres últimos días, las intensas precipitaciones anegaron varias zonas del país.

Las autoridades ordenaron la evacuación de más de 6.400 habitantes del condado central de Goesan el sábado por la mañana, por el peligro de la represa que empezaba a desbordarse y a sumergir poblaciones cercanas.

Algunas de las personas que han sido reportadas como desaparecidas fueron arrastradas cuando un río se desbordó en la provincia de Gyeongsang del Norte, dijo el ministerio.

Las lluvias también provocaron la suspensión del servicio ferroviario a partir de las 14H00 (05H00 GMT), a excepción de los trenes bala que seguirán operativos con posibles ajustes horarios, según la Corporación Ferroviaria de Corea.

El primer ministro surcoreano, Han Duck-soo, pidió a las autoridades actuar «preventivamente» ante posibles crecidas y solicitó apoyo del ejército en las operaciones de rescate.

Fuente: DW

Autor