Jefe de la ONU pide un alto al fuego “inmediato” en Gaza

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, pidió este lunes (15.01.2024) un alto al fuego humanitario «inmediato» en Gaza en una declaración con motivo de los 100 días desde que comenzó el conflicto entre Israel y el grupo terrorista Hamás. Guterres también pidió la liberación de los rehenes israelíes en manos de los radicales y la entrada de ayuda «suficiente» para los gazatíes.

«Necesitamos un alto el fuego humanitario inmediato» en Gaza para garantizar que «llega suficiente ayuda donde se necesita» y para «apagar las llamas de una guerra más amplia, porque cuanto más se prolongue el conflicto en Gaza, mayor será el riesgo de escalada y error de cálculo», dijo Guterres en una declaración a la prensa en Nueva York.

También tuvo palabras para el aumento de la tensión en la frontera entre Líbano e Israel. «Es mi deber transmitir este mensaje simple y directo a todas las partes: Dejen de jugar con fuego al otro lado de la Línea Azul, desescalen y pongan fin a las hostilidades», dijo, antes de recordar «que no podemos ver en el Líbano lo que estamos viendo en Gaza».

Situación indescriptible

Según datos de Hamás, que gobierna en el territorio palestino, más de 24.000 personas han muerto -la mayoría mujeres y niños- desde el inicio del conflicto con Israel el pasado 7 de octubre. «Nada puede justificar el castigo colectivo a los palestinos», recordó Guterres, para quien un alto el fuego facilitaría la liberación de los rehenes israelíes en manos de Hamás, cuyos «horribles» atentados del 7 de octubre, que desencadenaron la respuesta militar israelí, volvió a condenar.

El secretario general alertó de que la «situación humanitaria es indescriptible: no hay nadie ni lugar seguro» en Gaza, que ha vivido el mayor desplazamiento de palestinos desde 1948, según el brazo de la ONU para los refugiados en el territorio UNWRA. «La larga sombra de la hambruna se cierne sobre la población de Gaza, junto con enfermedades, desnutrición y otras amenazas de salud», dijo Guterres, antes de declararse «profundamente preocupado» por las claras «violaciones del derecho humanitario internacional que estamos presenciando».

Numerosos organismos de la ONU, así como una mayoría de los países del mundo, han pedido un alto el fuego en la Franja de Gaza debido a las abrumadoras cifras de víctimas civiles. Israel y Estados Unidos rechazan esta posibilidad, pues sostienen que permitiría a Hamás recuperar fuerzas.

DW

Autor