La fotovoltaica se digitaliza para crecer más

El despliegue de la energía solar fotovoltaica distribuida está aumentando rápidamente. En 2022, la energía fotovoltaica distribuida, o pequeñas instalaciones de energía solar fotovoltaica que generan electricidad para aplicaciones residenciales, comerciales, industriales y fuera de la red, representó el 48% de las adiciones de capacidad solar fotovoltaica mundial. Su crecimiento anual fue el más alto de la historia. Se espera que el crecimiento anual de la energía fotovoltaica distribuida sea aún mayor en los próximos dos años, según la última actualización del mercado de energía renovable de la Agencia Internacional de Energía (AIE). Se prevé que en 2024 alcance los 140 gigavatios (GW), un aumento de más del 30% en comparación con los niveles de 2022.

Australia tiene la proporción más alta del mundo de energía solar per cápita en los hogares. Con instalaciones en más del 30% de los techos del país, la capacidad superó los 19 GW en 2022. Los 3 GW estimados de energía fotovoltaica en techos que se proyecta instalar solo este año proporcionarán electricidad a más de 650.000 hogares adicionales. Esto es, alrededor del 6% de todos los hogares australianos. Se esperan otros 30 GW de desarrollo solar en los techos hasta 2030.

Fotovoltaica

La implementación también se está moviendo a gran velocidad en otras regiones. La Unión Europea agregó más de 23 GW de energía solar en techos en 2022. Alrededor de 16 GW de energía fotovoltaica distribuida ya están operativos en India, que tiene el objetivo de alcanzar 500 GW de capacidad instalada de electricidad generada a partir de tecnologías no basadas en combustibles fósiles para 2030. En Brasil, el despliegue de energía fotovoltaica distribuida ha superado las expectativas, con 7,8 GW agregados el año pasado, totalizando cerca de 17 GW de capacidad total instalada.

En el escenario de cero emisiones netas de carbono para 2050 de la AIE, la cantidad de edificios residenciales en todo el mundo con paneles solares fotovoltaicos deberá cuadruplicarse en esta década, pasando de 25 millones en 2020 a 100 millones en 2030. Luego, debe multiplicarse hasta alcanzar los 240 millones para 2050.

El despliegue e integración fotovoltaicos distribuidos efectivos a escala requiere redes y herramientas digitales modernas y digitalizadas. Estas innovaciones aliviarán los desafíos de gestionar la creciente capacidad fotovoltaica distribuida al tiempo que fomentan una mayor eficiencia del sistema.

La digitalización ya está respaldada por el imperativo de reducir las pérdidas técnicas y comerciales, optimizar las operaciones comerciales y reducir los costos. Los enfoques específicos de la energía fotovoltaica son esenciales, como combinar el exceso de generación de energía solar fotovoltaica durante el día con los vehículos eléctricos a través de la carga inteligente o emparejar la energía fotovoltaica distribuida con el almacenamiento de baterías. Estas soluciones pueden evitar la reducción de la generación fotovoltaica, reducir los picos de carga y optimizar el gasto de las redes eléctricas.

Las herramientas disponibles incluyen registros fotovoltaicos distribuidos digitalmente, mediante los cuales los usuarios pueden gestionar la eficiencia del sistema a través de portales y aplicaciones en línea.

El Mercado de Módulos de China (MMC), que es el indicador de referencia para los módulos de energía solar fotovoltaica de ese país, experimentó un aumento del 5%, en la última semana, llegando a un precio indicativo de $us 0,168 por Watt. Este es el primer aumento en casi seis meses después de los mínimos históricos recientes. El aumento de los precios se puede atribuir al debilitamiento del dólar estadounidense y al aumento de los precios en la cadena de valor solar china.

Los insumos en China, desde el polisilicio hasta las celdas, también registraron ganancias, lo que respaldó aún más el aumento en los precios de los módulos. La evaluación del polisilicio, conocido como China Mono Grade, aumentó por segunda semana consecutiva, bordeando los $us 8 por kilogramo.

China concentra el 75% de la producción total de paneles fotovoltaicos en el mundo, según los datos de Statista. La Agencia Internacional de Energía (AIE) señala que, en 2022, China fue responsable del 60% del incremento mundial en la generación mediante solar fotovoltaica.

Fuente: La Razón

Autor