La inteligencia artificial al servicio de estafadores: simulan videollamadas con la cara y voz de personas que conoces

La inteligencia artificial ha llegado para cambiar nuestras vidas y para mejorarlas en muchas cosas. Pero también para complicarlas en algún caso. Por ejemplo: hoy ya es posible suplantar la entidad de alguien en una videollamada en directo. Así han estafado a una persona casi 600.000 dólares. Únicamente utilizando la tecnología ‘deepfake‘. El estafador se puso la cara y la voz de un amigo suyo para pedirle dinero. Fue en una videollamada y gracias a la inteligencia artificial. Y el plan le funcionó.

Para lograrlo solo se necesita un ordenador, con una buena tarjeta gráfica, tiempo y conexión a Internet. De hecho con una simple búsqueda en la web de cómo hacer un ‘deepfake’ a tiempo real aparecen videos en los que un youtuber con un programa sencillo de ordenador se convierte en directo en Tom Cruise o en Jim Carrey.

No todos los programas tienen la misma calidad. Los más sencillos son más fáciles de destapar. Pero los hay muy sofisticados y tanto unos como otros funcionan igual. Analizan nuestros rasgos y los de la persona a clonar y lo hacen a tiempo real. Esta tecnología no solo funciona con los rostros de los famosos. Es casi igual de sencillo hacerlo con la cara de una persona anónima.

La imagen puede clonarse con cierta facilidad, pero falta un elemento: la voz. Y también se puede. En este caso también son voces registradas previamente en el programa, pero igual que es posible clonar la imagen de un anónimo solo con unas cuantas fotos, se puede hacer con la voz usando por ejemplo un video de Instagram o TikTok. Es casi imposible librarse de que hagan esto con nosotros.

La Sexta

Autor