«La Sociedad de la Nieve» es la película mas vista de Netflix en Bolivia

Semanalmente, la plataforma de streaming Netflix actualiza el top 10 de series y películas más vistas en todas las regiones del mundo. En Bolivia, la conocida historia de los sobrevivientes del accidente de los Andes de 1972, que transportaba a todo un equipo de rugbiers uruguayos hacia Chile, parece haber cautivado a los bolivianos ya que ‘La Sociedad de la Nieve’, película que fue estrenada la semana pasada, es la mas vista en nuestro territorio.

El film, dirigido por Juan Antonio Bayona, y protagonizado por un amplio reparto de actores uruguayos y argentinos, cuenta la aclamada historia de supervivencia que recuerda aquel 13 de octubre de 1972 donde un avión de la Fuerza Aérea Uruguaya, tripulada por un equipo de rugby y algunos de sus familiares, se estrelló en la cordillera de los Andes, entre Chile y Argentina.

Si bien la clásica y aclamada ‘¡Viven!’ (1993) de Frank Marshall, inspirada en el libro del mismo nombre de Piers Paul Read, ya retrató la milagrosa historia en cinta, La Sociedad de la Nieve se encargó de afinar los detalles técnicos que por época aún no habían llegado en la primera entrega, además de, llevar la historia a las pantallas en su idioma original.

EL ACCIDENTE

El 13 de octubre de 1972, un avión Fairchild FH-227D (571) que había sido contratado para volar a los Old Christians Club para a Old Boys Club en Santiago, Chile, partió de Montevideo.

El vuelo llevaba a 40 pasajeros. Algunos miembros del equipo de rugby de 19 integrantes habían invitado a amigos y familiares para viajar con ellos.

Al atravesar las cordilleras que separan a Chile de Argentina y posteriormente de Uruguay, el avión perdió el rumbo y los pilotos pensaron que ya habían atravesado las montañas mas altas del sector por lo que descendieron considerablemente entrando así a una especie de hueco rodeado de pico de hasta 7.000 pies de altura. 

Al momento de intentar subir una de las colinas mas altas, el avión terminó chocando con la punta de la misma y la nave se partió en dos, los pasajeros que estaban en la cola murieron de forma instantánea producto del impacto. El resto experimento la caída y el deslizamiento por una colina para luego quedar atrapados entre fierros y asientos.

La causa del accidente de los Andes ha sido catalogado como un error humano. Las fuertes rachas de viento hicieron que la velocidad del vuelo disminuyera, mientras que la falla en los cálculos por parte del copiloto y piloto al mando, quienes creían que podían iniciar el descenso, les impidió notar que estaban más cerca de la cordillera de lo que pensaban.

Los supervivientes del vuelo 571 estuvieron 72 días sometidos a condiciones extremas de las montañas de Los Andes. Como lo retrata la película, los jóvenes estaban incomunicados, a temperaturas heladas al encontrarse a una altura de 3,500 metros, sin suficientes víveres, ni atención médica para los heridos que sobrevivieron al impacto inicial. Durante este periodo, murieron 29 personas.

Las películas producidas hasta el momento cuentan la historia de supervivencia por más de dos meses en uno de los lugares mas difíciles del mundo, a temperaturas inimaginables para el ser humano, sin comida, sin agua y con el constante acecho de tormentas de nieve. 

Al dramático e histórico suceso sobrevivieron 16 personas. Algunos han fallecido a lo largo de los años, mientras que otros continúan recorriendo el mundo contando la magnífica historia.

RESCATE

Una expedición de tres de los jugadores sobrevivientes y que se encontraban en mejores condiciones físicas que el resto, decidieron jugarse la vida y caminar y escalar picos en los Andes en busca de ayuda luego de haber sobrevivido más de dos meses en el sector del accidente.

Al final quedaron dos de los jugadores, Roberto Canessa y Nando Parrado, quienes caminaron cientos de kilómetros en busca de la civilización. Tras dos días de caminatas, caídas, heridas, enfermedades y otros peligros, lograron encontrar a un arriero de nombre Sergio Catalán, los tres nombres quedarían grabados en los anales de la tierra.

Inmediatamente, Arriero contuvo a los escuálidos jugadores, les dio comida y cabalgó por 10 horas hasta llegar a una posta policial para dar la alerta. La noticia corrió inmediatamente por toda la región «resucitaron, volvieron de la muerte, milagro», eran los titulares en el mundo.

Al día siguiente, Parrado fue junto a otros tres helicópteros a buscar al resto de sobrevivientes que se encontraban en el improvisado cuarto que habían construido con los restos del avión y maletas. 

Opinión

Autor