«Las aguas lluvias deben utilizarse»: Petro defiende su propuesta para afrontar la sequía en La Guajira

La recomendación del presidente de Colombia, Gustavo Petro, de recoger agua de lluvia en el departamento de La Guajira ante la inminencia de la llegada de la sequía, ha generado polémica en el país suramericano y aclaratorias de su parte.

La víspera, el mandatario exhortó a los habitantes de esa entidad –ubicada en el extremo norte del Caribe– a recolectar el agua de las precipitaciones que se han registrado recientemente, como una medida de prevención ante la sequía.

«El Gobierno seguirá trabajando continuamente al lado del pueblo en medio de la sequía«, agregó. Esta semana, la Corte Constitucional declaró inaplicable el decreto legislativo de «estado de emergencia económica, social y ecológica en el departamento de La Guajira», emitido en julio pasado, y que habilitaba al Ejecutivo a tomar medidas rápidas para abordar de manera integral la crisis que atraviesa la región.

Opiniones en contra

El llamado de Petro –recoge una nota informativa transmitida por Noticias Caracol, que fue comentada por el mandatario– generó rechazo entre algunos miembros de la comunidad indígena wayú que fueron consultados.

Según esos testimonios, recabar agua de la lluvia en recipientes va en contra de sus usos y costumbres. Además, los habitantes de esa zona, que ha sufrido un histórico abandono estatal, esperan que el Ejecutivo presente un proyecto para surtirlos de agua potable.

Frente a esas opiniones, el presidente respondió que «desde tiempos antiguos se recoge las aguas lluvias en el Caribe» y consideró que «debería ser norma obligatoria en el urbanismo moderno«.

«El agua potable no debe ser para baños»

El jefe de Estado reconoció que «si por tradición algunas comunidades no quieren hacerlo, son libres de ello», pero recordó que falta un mes para el inicio de la temporada de sequía, por lo que los «jagueyes [depresiones del terreno donde se almacena agua], pozos y recolección de agualluvia deben maximizarse».

«Le pediría a Caracol que escogiera esta que es una tendencia mundial en tiempos de crisis climática como una campaña pedagógica y ayudara a informar a nuestro pueblo en ello. Las aguas lluvias deben utilizarse», escribió.

En su punto de vista, el agua potable no debe ser utilizada para «baños, limpieza, lavar carros o regar matas».

Decreto de emergencia caído

Petro manifestó que su Administración «busca cómo superar en la brevedad del tiempo los efectos de la caída de la emergencia económica que indudablemente golpea a la Guajira».

El pasado 2 de julio, el mandatario firmó el decreto 1085, en el que se priorizaban 11 sectores para enfrentar la crisis estructural en La Guajira, mitigar los efectos de los fenómenos climáticos extremos y atender la situación institucional del departamento.

Entre otros argumentos, el presidente mencionó la necesidad de regularizar el abasto de agua potable en la región, caracterizada por un clima desértico, y en donde todavía persisten focos de enfermedades asociadas a condiciones de vida precarias.

Fuente: RT

Comentarios

Autor