López Obrador descarta que México se integre al BRICS: «Celebramos que lo hagan otros países»

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, descartó este martes que su país se sume al grupo BRICS, compuesto por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica.

«Nosotros no vamos a participar en este bloque, esta asociación. Desde luego, celebramos que lo hagan otros países, sin embargo, por razones económicas, de vecindad, por razones de geopolítica, nosotros vamos a continuar fortaleciendo la alianza de América del Norte y de toda América», dijo.

Durante su conferencia matutina, López Obrador señaló que la propuesta de su Gobierno es fortalecer el tratado comercial entre México, EE.UU. y Canadá (T-MEC), así como la consolidación de la unión regional.

«Esta integración se tiene que dar en toda América para lograr algo parecido a lo que es la Unión Europea (UE) en América, porque también tenemos muchas cosas en común. Podemos buscar la unidad económica, comercial, el intercambio de recursos naturales, tecnología, fuerza de trabajo, tenemos ventajas comparativas. Estamos muy cerca, juntos y nos une mucho tiempo de historia», agregó.

BRICS en expansión

Recientemente el Gobierno sudafricano precisó que hasta 23 naciones han solicitado su adhesión al BRICS. De la lista, sobresalen los países latinoamericanos Bolivia y Venezuela.

De hecho, la semana pasada la vicepresidenta ejecutiva venezolana, Delcy Rodríguez, apuntó que el Ejecutivo ya «formalizó el ingreso de Venezuela al BRICS en su Comisión de Energía».

Integración con soberanía

López Obrador instó a la élite estadounidense a cambiar políticas infructuosas y a entender la importancia de América Latina y el Caribe. «Sería la región, sin duda, más importante del mundo», puntualizó.

En su respuesta a la prensa, el mandatario resaltó que se debe «buscar la integración respetando la soberanía de los pueblos y buscando la unidad de todos».

En ese sentido, reiteró su crítica a las medidas impositivas de EE.UU. contra Cuba. En su opinión, es necesario «revisar la vieja, antigua, anacrónica política de querer tener injerencia en otros países y bloquear a países, [hay que] cambiar todo eso«.

Fuente: RT

Autor