Los incendios avanzan en la región y tocan el frágil hábitat de aves en Colomi

Mientras los incendios provocados reducen a cenizas el hábitat de aves endémicas en Colomi y deterioran la calidad del aire en la región, los trabajos para sofocar el fuego se intensifican.

Las quemas devastaron unas 3.392 hectáreas en Cochabamba y en otras zonas del país, en los últimos días, de acuerdo a la plataforma Tunari Sin Fuego.

Se estima que solo en Colomi el fuego afectó 1.090 hectáreas de pajonales, matorrales, kewiñas, pinos y eucaliptos, según información preliminar de las autoridades locales y los comunarios.

Pese al esfuerzo y trabajo conjunto de diferentes grupos de rescate y pobladores, el incendio devastó el hogar del oso jukumari y cuatro aves endémicas

El biólogo José Balderrama explicó que el sector afectado por las quemas es considerado un ecosistema frágil donde habitan aves como el picaflor Aglaeactis pamela o Rayo de Sol Boliviano, el picaflor Diglossa carbonaria, el cola de espino coliciano (Asthenes harterti) y el matorralero boliviano (Atlapetes rufinucha).

En un recorrido realizado por Los Tiempos por las comunidades de Kanco, Jatun Potrero, Kuri Mayu en Colomi, ubicado a 50 kilómetros de la ciudad, se constató que el fuego quemó la vegetación de las serranías dejando a las aves sin nidos ni alimentos.

El jefe de la Unidad de Gestión de Riesgos (UGR) de la Gobernación, Fernando Fernández, informó ayer que se controló los cuatro focos de calor en Colomi.“En el municipio se reportó el domingo el incendio forestal, pero aclarar que no era solo uno, sino cuatro focos y que se activó el plan de contingencia para sofocarlos”, detalló.

Asimismo, dijo que se desplazó personal al municipio de Totora donde también se notificó un incendio de magnitud. El fuego afecta al cerro Jukumuri, en Tiraque C, desde el domingo.

Entre tanto, el viceministro de Defensa Civil, Juan Carlos Calvimontes, precisó que ayer en La Paz se reportaron tres incendios activos en Kusilluni-Coroico, Chulumani y Huaqui.

En Kusilluni el fuego persiste desde hace nueve días y se combate con apoyo aéreo.

Detalló que Beni concentra la mayor cantidad de incendios forestales registrados en lo que va del año con 555. En Cochabamba hay 214; La Paz, 190; Santa Cruz, 84; Pando, 28; Potosí, 11; Chuquisaca, 8; Tarija, 7, y Oruro, 6, según ANF.

El portal Alas Chiquitanas reportó que agosto es una época alta de incendios y estimó que los focos de calor en Bolivia son 500 por ciento más que en 2022.

Fuente: Los Tiempos

Autor