Lula aboga por cerrar los clubes de tiro de Brasil

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, informó este martes que dio indicaciones al ministro de Justicia, Dino Flávio, para cerrar «casi todos» los clubes de tiro, al señalar que «es la institución policial la que tiene que tener lugares para disparar, para practicar el tiro».

«Sinceramente, no creo que un empresario que tenga un sitio para practicar el tiro sea un empresario. De verdad que no lo creo», manifestó el presidente, para quien las leyes sobre posesión y uso de armas de fuego del Gobierno anterior solo «agradaron» al crimen organizado.

«Ya le dije a Flávio que tenemos que cerrar casi todos y solo dejar abiertos los que son de la Policía Militar, el Ejército, o la Policía Civil. Es el cuerpo policial quien tiene que tener un lugar para disparar, para practicar el tiro», dijo Lula.

Lula defendió la nueva legislación sobre posesión de armamento presentada la semana pasada por el Gobierno Federal para intentar frenar la circulación de armas que propiciaron las leyes de la anterior administración que fue encabezada por el derechista Jair Bolsonaro.

“Hay que tener clara una cuestión. ¿Para qué un ciudadano quiere una pistola? ¿Para qué? ¿Qué va a hacer con ella? ¿Hace colección? ¿Va a jugar a disparar?», se preguntó el mandatario brasileño.

«Quien consigue comprarlas es el crimen organizado, la gente que tiene dinero», mientras que «el trabajador pobre no consigue ni para comida», declaró durante su programa semanal.

La semana pasada, el Gobierno presentó un nuevo decreto para regular la posesión de armas en Brasil entre la población civil, que incluye, limitaciones en el número de armas y municiones que pueden ser adquiridas, el calibre de las mismas, el cierre de clubes de tiro en caso de infracción y la obligación de transportarlas sin estar cargadas.

Con el nuevo Gobierno, el Ministerio de Justicia puso en marcha un nuevo sistema para inscribir a los usuarios de armas de fuego en una única lista a fin de unificar los registros de la Policía y el Ejército.

Fuente: TeleSUR

Autor