Lula llama a consultas a su embajador en Israel

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, llamó a consultas a su embajador en Israel, Frederico Meyer, después de que este país declarase al mandatario «persona non grata» por comparar las muertes de palestinos en la Franja de Gaza con el Holocausto, informó Folha de Sao Paulo.

Lula tomó la decisión tras reunirse en el Palacio de la Alvorada, su residencia oficial, con su asesor especial para asuntos internacionales, Celso Amorim, quien previamente comunicó a la prensa que consideraba «absurda» la medida israelí. 

Por el momento, la embajada brasileña en Israel estará al frente de un encargado de negocios. Las declaraciones del presidente abrieron una crisis diplomática entre ambos países y este lunes, el ministro de Asuntos Exteriores israelí, Israel Katz, convocó a Meyer en el Museo del Holocausto, en lugar de reunirse en la Cancillería, como normalmente ocurre. El gesto fue calificado por diplomáticos brasileños como un «espectáculo».

«No olvidaremos ni perdonaremos. Es un grave ataque antisemita. En mi nombre y en nombre de los ciudadanos de Israel, díganle al presidente Lula que es persona non grata en Israel hasta que se retracte», dijo Katz ante el diplomático.

Convocatoria 

Del lado brasileño, el ministro de Relaciones Exteriores, Mauro Vieira, convocó al embajador de Israel en Brasil, Daniel Zonshine, en medio de la crisis diplomática entre las dos naciones.

Según reportes de la prensa local, Vieira citó a Zonshine al Palacio de Itamaraty en Río de Janeiro, donde actualmente se encuentra para la reunión de ministros de Exteriores del G20, que se celebrará el miércoles y jueves de la semana en curso. 

«No es una guerra entre soldados y soldados»

El domingo, en una una rueda de prensa celebrada en la 37.ª Cumbre de la Unión Africana, en Adís Abeba (Etiopía), Lula dijo que el conflicto «no es una guerra entre soldados y soldados», sino «una guerra entre un Ejército [israelí] altamente preparado y mujeres y niños».

El mandatario comparó los sucesos en el enclave palestino con el momento «cuando [Adolf] Hitler decidió matar a los judíos». 

Según el analista brasileño Valdo Cruzuna parte del Ejecutivo piensa que el presidente no cometió un error. Mientras que otra ala, compuesta principalmente por diplomáticos, opina que Brasil perdió su papel como mediador del conflicto.

Un mensaje en la plataforma X de la primera dama de Brasil, Rosângela da Silva, conocida como Janja, dejó claro que el presidente no tiene la intención de dar marcha atrás en sus declaraciones. «El discurso se refería al gobierno genocida y no al pueblo judío. Seamos honestos en nuestros análisis«, aseveró ella.

RT

Autor