Lula propone avanzar en la integración de América del Sur

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, dio inicio este martes a la cumbre de mandatarios de América del Sur con un discurso en el que destacó la importancia de la integración regional para «el fortalecimiento de la unidad».

«Tengo la firme convicción de que necesitamos reforzar nuestro compromiso con la región», aseguró Lula, quien consideró que «la integración de América del Sur depende del sentimiento de permanecer a la misma comunidad».

El líder brasileño dijo que los elementos que unen a la región «están por encima de las ideologías». «Ningún país puede enfrentar de manera aislada las amenazas actuales», advirtió. 

El presidente brasileño llamó a superar las diferencias ideológicas que afectan la voluntad de la integración, al inaugurar en esta capital la cumbre de líderes de países sudamericanos.

«En la región, dejamos que las ideologías nos dividieran e interrumpieran el esfuerzo de integración. Abandonamos canales de diálogos y mecanismos de cooperación y, con eso, todos perdemos, declaró Lula ante 11 mandatarios reunidos a puerta cerrada en el Palacio de Itamaraty, sede de la cancillería en Brasilia.

Lula mencionó las «marcas profundas» que ha dejado la pandemia del coronavirus y el peligro de los discursos de odio en las redes sociales.

«Desde la Patagonia y Atacama hasta el Amazonas, desde el Cerrado y desde los Andes hasta el Caribe, somos un vasto continente bañado por dos océanos. Somos una entidad humana, histórica y cultural, económica y comercial, con necesidades y esperanzas comunes», refirió el gobernante.

Lula resaltó la voluntad de su país de retomar instrumentos de integración regional, como la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

«América del Sur tiene ante sí, una vez más, la oportunidad de recorrer el camino de la unión. Y no necesito empezar de cero», apuntó.

También el mandatario anfitrión sugirió una serie de propuestas para el desarrollo de América del Sur, como inversiones en proyectos de infraestructura y fomento, en el enfrentamiento a los cambios climáticos, en la cobertura de vacunación, en la constitución de un mercado de energía, en programas de movilidad académica, y en el área de defensa.

Lula propuso crear un «grupo de alto nivel», formado por representantes de los presidentes, que prepare en un plazo de 120 días una nueva «hoja de ruta para la integración de Suramérica».

Destacó algunos puntos que serán debatidos con los mandatarios sudamericanos: – 1).- Poner las reservas económicas a servicio del desarrollo regional. 2).-  – Profundizar la identidad económica regional para reducir la dependencia de las monedas extranjeras.

3).- Ampliar la cooperación en servicios, inversiones, productos electrónicos. 4).-  Actualizar el plan del Consejo Sudamericano de Infraestructura. 5).- – Desarrollar acciones contra el cambio climático. 6).- Reactivar el Instituto Sudamericano de Gobierno en Salud (ISAGS/Unasur)

A la cumbre asisten los presidentes de Argentina, Alberto Fernández; Bolivia, Luis Arce; Chile, Gabriel Boric; Colombia, Gustavo Petro; Ecuador, Guillermo Lasso; Guyana, Irfaan Ali; Paraguay, Mario Abdo Benítez; Surinam, Chan Santokhi; Uruguay, Luis Lacalle Pou, y Venezuela, Nicolás Maduro. Perú está representado por el presidente del Consejo de Ministros, Alberto Otárola.

Telesur

Autor