Mandan a la cárcel al dueño y al piloto de la “narcoavioneta” que cayó en Argentina

Nilo L.T. y Veymar E.V., propietario y piloto de la “narcoavioneta” boliviana que cayó en Argentina, fueron enviados por la justicia al penal de Palmasola, en Santa Cruz, con detención preventiva por un lapso de 180 días.

En la avioneta se encontró un cargamento de más de 320 kilos de cocaína en la provincia del Chaco argentino, por lo que Nilo y Veymar fueron imputados por el delito de tráfico de sustancias controladas.

Los acusados optaron por acogerse al derecho a guardar silencio en su declaración informativa; sin embargo, el piloto presentó un memorial, difundido por el diario El Deber, en el que revela que es piloto profesional desde 2018 y que el 18 de julio, salió desde el aeropuerto de El Trompillo al mando de la avioneta CP-3123 y debía recoger a dos pasajeros en Ascensión de Guarayos para llegar a su destino final, el aeródromo Río Negro, en Argentina.

Sin embargo, a unos 30 kilómetros antes de llegar a Ascensión de Guarayos, aterrizó ante un llamado a su radio. En el lugar, según señala, fue recibido por seis sujetos armados, entre ellos un brasileño, lo encañonaron y le colocaron una bolsa en la cabeza y lo amenazaron para que no se mueva.

Después escuchó el sonido de la avioneta y al sacarse la bolsa de la cabeza evidenció que le robaron la nave. Después salió caminando en busca de auxilio hasta que en la carretera tomó un vehículo y llegó a Guarayos.

En el marco de las investigaciones, el pasado jueves, el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, informó sobre la aprehensión de José Luis C. M., tercer implicado en este caso denominado “narcoavioneta”.

CORREO DEL SUR

Autor