Marset robó desde los 13, tenía lazos con 2 ‘pastores’ y Bolivia baraja 2 hipótesis del paradero

Para las autoridades de nuestro país, la captura del capo narco uruguayo es una “prioridad de Estado”.

El Gobierno baraja dos hipótesis respecto a dónde se encontraría el narco uruguayo Sebastián Enrique Marset Cabrera. La primera da cuenta de que continúa en territorio boliviano y la segunda, que cruzó la frontera, informó hoy jueves, el viceministro de Régimen Interior, Jhonny Aguilera.

“Seguimos trabajando bajo dos alternativas. Una de que se encuentra en el país y otra, que a través de los 5 mil kilómetros que tiene de frontera nuestra nación hubiera permeado estas fronteras rumbo al exterior. Ninguna de esas dos hipótesis se ha desarrollado”, indicó Aguilera.

Entretanto, medios uruguayos dan cuenta de que Marset habría logrado escapar de Bolivia y ahora se encuentra en Uruguay.

Las hipótesis sobre dónde se hallaría el narco uruguayo fueron dadas a conocer hoy jueves en ocasión de un informe sobre las reuniones que sostuvieron las autoridades bolivianas con sus pares en los países de Uruguay, Paraguay y Brasil en los últimos días, por el bullado caso Marset.

CON PASTORES, EN PARAGUAY 

Al respecto, el viceministro de Defensa Social y Sustancias Controladas, Jaime Mamani, informó que se dirigió a Paraguay, país donde sostuvo una reunión bilateral el 4 de agosto. De esta participaron autoridades de la Secretaría Nacional Antidrogas, Inteligencia y la Policía guaraní.

Producto de este encuentro bilateral, Mamani informó que el modus operandi del hombre “más peligroso y buscado de la región” en Paraguay está vinculado al lavado de activos y su vinculación con un bloque empresarial.

Allí, Marset se dedicaba a la compra y venta de bienes inmuebles, ganado y vehículos. También realizaba inversiones en empresas legalmente constituidas emplazadas en diversos países.

Otra de las actividades del narco era la organización de espectáculos, conciertos y eventos deportivos. Así también, la compra y financiamiento de equipos de fútbol, con transferencias de futbolistas y el auspicio de seleccionados. “Una vez que adquiría o financiaba a equipos de fútbol, este sujeto, Marset, era parte de los equipos”, señaló Mamani.

De acuerdo a la información obtenida en Paraguay, se conoce que el clan criminal del narco uruguayo tendría vínculos con iglesias evangélicas, tal es el caso del pastor José Alberto Galeano. “Todo su entorno familiar de este pastor evangélico estaba involucrado con el caso Marset. Se dedicaban a crear fundaciones y realizaban lavado de su dinero en agroganadería y se dedicaban a organizar eventos culturales”, precisó Mamani. El pastor Ovidio Javier Rojas Pereira también tenía nexos con Marset.

En la misma línea, la esposa del capo de la droga, Gianina García Troche, figuraba como empresaria dedicada la adquisición de vehículos, además de la compra y venta de inmuebles en Paraguay.

El clan Marset se dedicaba a transportar droga vía aérea hasta Paraguay; luego, utilizaba la modalidad terrestre y marítima para llegar a los mercados europeos. El narco utilizaba el mismo modus operandi en Bolivia.

EN URUGUAY, DESDE LOS 13

El encuentro bilateral en Uruguay, al que asistió Aguilera, tuvo lugar el 7 de agosto pasado. Producto de este encuentro de intercambio de información en el que también participó la Interpol y la Unidad de Capturas Internacional, el titular de Régimen Interior, detalló que el pez gordo del narcotráfico, quien cometió su primer delito a los 13 años, con el robo de autopartes, es conocido como el “Gerente de la hidrovía”.

Aguilera develó que en Paraguay el narco huyó de un centro penitenciario a bordo de una motocicleta y con armas de fuego. A ello se suma que está involucrado en la producción y distribución de droga; sin embargo, no cuenta con “causa penal pendiente”.

“Los procesos habían sido cerrados en Uruguay y ahora mismo no tiene ninguna causa penal pendiente”, señaló, el titular del Viceministerio.

Empero ayer, en busca de Mauro García Troche, el hermano de Gianina García Troche, la esposa del narco uruguayo, la Policía uruguaya detuvo a Guillermo Octavio García Gonzales, el suegro de Marset. El hombre fue liberado.

BRASIL

El viceministro de Seguridad Ciudadana, Roberto Ríos, informó que, paralelamente, el 7 de agosto sostuvo una reunión con las autoridades y la Policía Federal de Brasil.

En dicho encuentro, los puntos que fueron tratados fueron tres: la investigación llevada a cabo en el caso Marset, los documentos presentados en el Estado sobre la identidad y nacionalidad brasilera del narco y la coordinación para mejorar la seguridad entre ambos países.

Fuente: Opinión

Autor