Más de 300 transportistas bolivianos parados en Perú reciben raciones secas y medicamentos

Más de 600 raciones secas y medicamentos empezaron a ser distribuidas entre 380 transportistas que están parados desde hace semanas en Perú, producto de los conflictos sociales llevan más de un mes.

La viceministra de Gestión Institucional y Consular, Eva Chuquimia, precisó que estos alimentos fueron traslados hasta la zona de Desaguadero, en territorio boliviano, y que para su traslado al Perú los transportistas formaron una comisión porque el tránsito de vehículos e incluso de bicicletas es imposible.

“Al menos diez transportistas se han agrupado para venir al lado boliviano e hicimos llegar 600 raciones de comida seca, de leche, de agua, yogurt y otros insumos”, indicó Chuquimia en el programa Las 7 en el 7 de Bolivia TV.

Estos productos fueron acopiados por el Ministerio de Obras Públicas, Servicios y Vivienda y el Viceministerio de Defensa Civil.

De acuerdo con el presidente de la Confederación Nacional de Choferes de Bolivia, Lucio Gómez, los transportistas permanecen en las rutas peruanas desde hace más de 70 días sin alimentos y servicios básicos.

“El Gobierno nacional no se olvida de los bolivianos, estamos llegando con la ayuda, pero con seis horas de caminata. Me he contactado con un dirigente y me dijo que está llegando la ayuda”, aseguró Chuquimia al apuntar que ninguno de los transportistas presenta problemas de salud o alguna forma de vulnerabilidad.

A diferencia de lo que sucedió a finales del año pasado, sólo se tienen reportes de que trasportistas serían los afectos por la crisis social en Perú.

Según datos oficiales, hasta diciembre del año pasado unos 200 connacionales fueron asistidos por el servicio consular en Perú y trasladados al país.

Para que los connacionales soliciten atención, la Cancillería habilitó los siguientes números de emergencia: +51 979 727 307, en Lima; +51 926 189 600, en Cusco; +51 997 917 618, en Puno; +51 920 440 578, en Ilo; y +51 987 444 692, en Tacna.

Perú enfrenta una crisis social desde el 7 de diciembre de 2020 producto de la destitución del presidente Pedro Castillo. Las represiones a las protestas que exigen la renuncia de la mandataria Dina Boluarte, el cierre del Congreso y la convocatoria a una Asamblea Constituyente ya dejaron más de 60 fallecidos.

Fuente: ABI

Autor