Ministra Prada: El “lado oscuro” del conflicto en Santa Cruz no puede ser visto como algo normal

El “lado oscuro” del violento paro indefinido de 36 días organizado y sostenido por los cívicos de Santa Cruz, fue más grave de lo que se cree. A esa conclusión arribó este lunes la ministra de la Presidencia, María Nela Prada.

La autoridad condenó que los animadores del prolongado conflicto, entre ellos el gobernador Luis Fernando Camacho, el presidente del Comité Cívico pro Santa Cruz, Rómulo Calvo, la Unión Juvenil Cruceñista y el rector de la Universidad Gabriel René Moreno, Vicente Cuellar, entre otros, quieran aparentar que fue una genuina manifestación de libertad de expresión y protesta.

“Sin lugar a dudas, lo que no podemos permitir es que se normalice lo que ha sucedido en nuestro departamento, que se lo intente maquillar, que se intente hacer como toda una narrativa romántica respecto al tema de la violencia y relacionada a lo que es la cruceñidad”, censuró la autoridad.

“Lamentablemente, eso es lo que se está haciendo, se esconde, o no se quiere hablar, o se sataniza a quien plantea estos temas cuando se habla del lado oscuro del llamado paro cívico”.

La ministra reflexionó a quienes consumaron el prolongado y violento paro indefinido de 36 días que, en los hechos, significó la violación masiva y latente violación de elementales derechos humanos, como el de la vida, acceso al trabajo, comida, educación, salud y libertad de circular por la capital. 

“Eso es algo sobre lo que tenemos que reflexionar muchísimo como cruceñas y como cruceños, qué ejemplo estamos dándole a la niñez, qué ejemplo estamos dando a la juventud cuando este tipo de actos, este tipo de vandalismo, este tipo de violencia, este tipo de vulneraciones a los derechos se lo naturaliza, se lo normaliza y luego quedan secuelas, queda una ruptura en el tejido social cuando se desarrollan este tipo de actitudes, este tipo de hechos en nuestro departamento, en nuestra ciudad que después son difícilmente reparables”, analizó el resultado del impacto de dicha medida de los cívicos.

Manifestó que los resultados han sido desastrosos para la vida urbana y rural, con cientos de denuncias de violación y agresión de derechos en las calles, rotondas, carreteras y avenidas controlados por grupos de extrema violencia, contra ciudadanos que no estaban de acuerdo con la protesta con un tema estrictamente técnico y nada político como es el Censo del 2024.

“Nosotros, como a las tres semanas de este llamado paro cívico, que era un bloqueo forzoso de calles y de carreteras, hacíamos conocer las denuncias que sumaban cientos de denuncias, que en el caso de las mujeres ha sido altísima. La Casa de la Mujer registró muchas de estas denuncias, se quiso cerrar la Casa de la Mujer, fue agredida, fueron hostigadas, fueron amenazadas como lo ha señalado varias veces en entrevistas su directora”, denunció.

La ministra de la Presidencia, tajante con su posición, dijo que la violencia hacia la mujer, sobre todo de jóvenes en Santa Cruz, no puede quedar en la impunidad ni sin justicia para las víctimas.

El gobierno había denunciado que cuatro personas fueron violentamente asesinadas en puntos de bloqueos de los cívicos y, cuando menos, un joven fue víctima de violación sexual en manada.

Fuente: ABI

Autor