Pakistán retira a su embajador en Teherán tras el ataque de Irán

Pakistán ha decidido retirar su embajador en Teherán tras del ataque de Irán contra instalaciones estratégicas del grupo terrorista Jaish al Adl situadas en suelo pakistaní, informó el Ministerio de Asuntos Exteriores del país.

De acuerdo con el comunicado del organismo, Islamabad se reserva el derecho a responder a esta «violación de la soberanía» del Estado, afirmando que la responsabilidad de las consecuencias recaerá directamente sobre Teherán. Además, la Cancillería señaló que el bombardeo representa una violación del derecho internacional, así como de los principios y los objetivos de la Carta de la ONU.

«También hemos decidido suspender todas las visitas de alto nivel en curso o previstas entre Pakistán e Irán en los próximos días», indicó el vocero del ministerio. Asimismo, al embajador iraní, que actualmente se halla en Teherán, no se le permitirá regresar a Pakistán de momento.

La jornada anterior, los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán (CGRI), una rama de las Fuerzas Armadas de la nación persa, destruyeron dos cuarteles generales de la agrupación militante suní, que opera en la conflictiva provincia suroriental iraní de Sistán y Baluchistán, fronteriza con Afganistán y Pakistán. Jaish al Adl ha sido acusada en reiteradas ocasiones de cometer ataques transfronterizos contra las fuerzas iraníes.

Tras lo ocurrido, Islamabad condenó de manera rotunda el ataque, que, según las autoridades, resultó en la muerte de dos niños y tres niñas heridas. «Pakistán siempre ha dicho que el terrorismo es una amenaza común para todos los países de la región que requiere una acción coordinada», declaró la Cancillería. «Estos actos unilaterales no están en conformidad con las relaciones de buena vecindad y pueden socavar gravemente la confianza bilateral», advirtió.

El ataque se produjo después que Irán lanzara misiles balísticos contra varios grupos, considerados por Teherán como «terroristas», basados en Irak y Siria, en medio de las tensiones existentes en Medio Oriente.

Fuente: RT

Autor