Parlamentarios se empantanan en la ley de elecciones judiciales

EL PROYECTO DE LEY 144 ES REBOTADO EN MEDIO DE LA PUGNA ENTRE EL SENADO Y DIPUTADOS. El ofiicialismo habla de un plan B si es que no funciona el proyecto de ley 144 que se debat

19 de enero de 2024

Los asambleístas masistas, oficialistas y opositores volvieron a empantanarse este jueves en el tratamiento del proyecto de ley de elecciones judiciales, mientras persiste la presión social no solo de los afines a Evo Morales sino también de plataformas ciudadanas que exigen la convocatoria a comicios para elegir nuevos magistrados.

Los parlamentarios acordaron tratar el proyecto de ley de elecciones judiciales 144 en la Cámara de Diputados, pero la sesión fue suspendida. En tanto, el ala “arcista” criticó la acción de las otras bancadas y sostuvo que el proyecto debe ser tratado antes en el Senado.

El mencionado proyecto de ley fue aprobado en agosto por el Senado para convocar a elecciones judiciales, pero a finales en diciembre el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP), con la Declaración 0049/2023, decidió anular algunos artículos y ampliar el mandato de los actuales magistrados porque no se había podido elegir por voto a sus reemplazantes.

DIÁLOGO DE BANCADAS

El denominado “diálogo judicial”, liderado por el presidente de la Cámara de Senadores, Andrónico Rodríguez, resolvió este jueves exigir y conminar a las presidencias de la Cámara de Diputados, Israel Huaytari, y de la Comisión de Constitución de dicha instancia legislativa, Juan José Jáuregui, el tratamiento de la ley de elecciones judiciales.

Asimismo, se determinó identificar a los responsables de la obstaculización de las elecciones judiciales, a fin de que cumplan sus deberes y funciones, porque “de lo contrario se iniciarán las acciones legales que correspondan”. Además, la reunión decidió exigir al presidente nato de la Asamblea Legislativa, David Choquehuanca, asumir un papel activo y responsable en las elecciones judiciales. El vicepresidente no apareció desde que decretó el receso parlamentario en contra de la decisión del Pleno.

SESIÓN SUSPENDIDA

Sin embargo, el presidente de Diputados, el oficialista Israel Huaytari suspendió la sesión mediante un comunicado sin mayor explicación o fecha de diferimiento. El ala oficialista explicó que “de un momento a otro” Huaytari se sintió delicado de salud y por eso se suspendió la sesión.

Después, un funcionario de la Cámara de Diputados devolvió formalmente el proyecto de ley al Senado, con la ayuda de un notario, porque –según afirmó– no querían recibirle los documentos.     

Los diputados masistas criticaron a los oficialistas y manifestaron que con este hecho se demuestra que no quieren elecciones judiciales. Argumentaron que sería un hecho el cambio de agenda para tratar el tema, pero Huaytari decidió suspender la sesión.

Desde la oposición también surgieron críticas al oficialismo por la decisión de devolver la ley al Senado sin aprobarla antes en Diputados. “Nos hemos encontrado con un muro infranqueable de parte del Movimiento al Socialismo ‘arcista’ que se negaron a generar diálogos”, afirmó Enrique Urquidi de CC.

POSICIÓN DEL ALA OFICIALISTA

El oficialismo justificó que se haya devuelto el proyecto de ley al Senado, bajo el argumento de que esa instancia debe adecuar el texto a la decisión del Tribunal Constitucional sobre el tema.

El jefe de bancada oficialista Jerges Mercado explicó también la ausencia en el diálogo. Insinuó que los masistas y opositores estaban cumpliendo un pacto que firmaron anteriormente en noviembre. Dijo que ese pacto era vergonzoso, porque podría favorecer a presuntos “presos políticos” en las cárceles.  

Recalcó que el Senado es el que debe corregir el proyecto de ley, de acuerdo con la Constitución y se comprometió que, si es así, de inmediato se trataría el tema en Diputados.

En caso de no avanzar  el proyecto 144, Mercado advirtió que el “arcismo” presentó otro proyecto de ley que podría ser puesto a consideración en Diputados.

Explicó que existe un plan “b”, en el caso de que esa propuesta no funcione. Mercado indicó que, el pasado 10 de enero, presentaron un proyecto de ley, el 264, que describió:

“Es una alternativa que tenemos para viabilizar las elecciones judiciales, en caso de que Senadores no quieran corregir los errores en los cuales incurrieron, por hacer las cosas desesperadamente y, aparentemente, para cumplir un acuerdo vergonzoso, que firmaron con la derecha más radical, para llegar a la directiva camaral el 6 de noviembre (de 2023)”.

NO RENUNCIARÁN

El presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Marco Ernesto Jaimes, descartó el miércoles una eventual renuncia de los magistrados del Órgano Judicial, subrayando que la continuidad de funciones es “absolutamente legal y constitucional” y que lo contrario rompería la institucionalidad.

Autor