Pederastia: El ‘gallinero’ del abuso: Lima recorre escena del horror, se indigna y denuncia venta en colegio

El exjesuita volvió al colegio Juan XXIII, en Cochabamba, y se mostró sensibilizado. Demandó reparación para las víctimas y denunció la supuesta intención de venta de los terrenos en donde funciona el establecimiento.

Volvió al colegio Juan XXIII, intentó reconocer el lugar, luego de estar apartado de ese sitio durante años, y se sensibilizó. El exjesuita Pedro Lima recorrió la institución, en la Villa Granado de Cochabamba, y, aparentemente presa de la emoción, habló del denominado «gallinero», sitio en el que los religiosos habrían perpetrado abusos sexuales contra menores.

Se encontró con los medios de comunicación y, supuestamente, con la negativa de los directivos de la institución para efectuar la visita, a modo de desagravio. Se quejó.

«Es muy fuerte lo que estoy sintiendo en este momento y me sorprende. Dicen ahora: ‘hay que cuidar a los niños’. Han sido testigos. Sin embargo, durante años, no se los cuidó. Por ellos estoy presente, por aquellos que no pueden dar la cara, porque tienen miedo, porque tienen familia, porque les amenazan o porque tienen un trabajo en alguna circunstancia eclesial. También estoy aquí porque hubo abuso de poder, abuso de consciencia. A las víctimas se les ha hecho sentir culpables, ya que no podemos ingresar más abiertamente y decir: ‘aquí se ha pasado encima de los derechos de los niños, aquí no se ha respetado a las personas».

Fue luego de ello que ahondó en el «gallinero», el escenario del horror. «Estos sentimientos encontrados no pueden quedarse en un sentimiento. Tenemos que unirnos en acción para que estos hechos no se repitan (…). Voy a ver qué pasó, porque en el gallinero hay denuncias fuertes (…). La Compañía de Jesús se ha atrevido a decir que lo que ha acontecido en el ‘gallinero’, esas niñas violentadas, no hay denuncias, no pasa nada. Vamos a mostrar dónde ha sucedido».

Fue Lima quien expresamente alentó la entrada de los medios de comunicación para que pudieran acompañarlo: «Ven la resistencia. Ahora defienden a los niños, ahora importa cubrir a los niños, ahora sí importa. Mira lo que me dicen: ‘hay niños, no se puede ingresar’, pero antes…».

Lo que el exjesuita pide es que haya reparación a favor de los niños que fueron agredidos sexualmente.

«Solo es un deseo de justicia. Han expresado que hay rencor, odio, venganza. Eso es imposible, ¿por qué vamos a sentir odio? Queremos reparación, queremos que nunca más se repita».

¿TERRENOS EN VENTA?

Según Lima, tendrían la intención de vender los terrenos donde funciona el colegio.

«No puedo creer que la Compañía, por encubrir un delito de lesa humanidad, está incurriendo en negocio inmobiliario. No quiero creer eso». Denunció que le habrían enviado una imagen que refleja la supuesta decisión de venta. «Me acaban de pasar una foto, donde en este lugar se colgó un aviso. Voy a ver qué dice ese aviso. Si es que han vendido, van a tener que rendir (cuentas) ante las autoridades por qué han dispuesto un bien de todo el país. En este lugar se ha colgado un letrero, ‘terreno en venta’. Tal vez han sacado al saber que ha habido denuncias. ‘5.423 metros cuadrados. Llame a tal teléfono'».

«Este colegio no ha sido donado por la familia Gumucio para venta, para que sea edificio», finalizó.

Fuente: Opinión

Autor