Pekín registra las lluvias más intensas en 140 años 

Las intensas lluvias que trae consigo el tifón Doksuri y que afectan desde el pasado sábado a la capital de China y a otras regiones del norte del país son las más fuertes en 140 años, es decir, desde el inicio de los registros oficiales, según lo anunció este miércoles la Oficina Meteorológica de Pekín, informa la prensa local

Desde el organismo precisaron que, entre el 29 de julio y el 2 de agosto, el nivel de precipitaciones en el embalse del distrito de Changping de Pekín llegó a 744,8 mm, cifra que supera los récords anteriores en más de 100 puntos. 

«En la actualidad, el registro instrumental más antiguo de precipitaciones en Pekín es el proceso meteorológico de lluvias que tuvo lugar del 23 al 29 de julio de 1883, con un valor registrado de 510,3 mm», comunicó el ente. Asimismo, precisó que «el 23 de julio de 1891 se registró un proceso pluviométrico de 609 mm en la zona de Pekín», lo que representa «el máximo de precipitaciones registrado antes de este proceso». 

La agencia estatal Xinhua señala que al menos 11 personas fallecieron en la capital china a causa de las lluvias, que afectaron también a zonas a lo largo de los ríos Amarillo y Huaihe.

Mientras, las autoridades de gestión de inundaciones precisaron el martes que cientos de miles de personas afectadas por las lluvias y las inundaciones en la región de Pekín-Tianjin-Hebei han sido ya reubicadas en refugios temporales. 

Paralelamente, la Administración de Comunicaciones de la capital realiza trabajos en los distritos capitalinos de Mentougou y Fangshan para reparar los sistemas de telecomunicación dañados, al tiempo que equipos de servicios urbanos fueron movilizados para limpiar las calles de los efectos del tifón.

Por su parte, el presidente chino, Xi Jinping, ordenó redoblar los esfuerzos de búsqueda y rescate para salvar a los desaparecidos o atrapados a causa de las inundaciones, proporcionar asistencia médica a los heridos e intensificar las labores para eliminar las consecuencias de la tempestad y recuperar la normalidad.

Entretanto, muchas zonas del norte y del sur de China se enfrentarán a un alto riesgo de inundaciones en agosto, dado que dos o tres tifones tocarán tierra o influirán en los sistemas meteorológicos de todo el país, advirtieron desde la Comisión Nacional de Reducción de Desastres y otras agencias especializadas del país, detalla el diario Global Times

Fuente: RT

Autor