Presidente anuncia la construcción de un centro de investigación y otro de industrialización de la hoja de coca en los Yungas

El presidente Luis Arce anunció este miércoles el futuro emplazamiento de un centro de investigación y otro de industrialización de la hoja de coca en los Yungas, territorio andino amazónico del norte de La Paz y productor tradicional del arbusto.

Las instalaciones que se prevén de carácter científico tendrán la misión de dar a conocer “en el planeta las cualidades de la hoja de coca”, dijo el mandatario durante la conmemoración del Día Nacional del Acullico, acto en el que participaron el vicepresidente David Choquehuanca, autoridades nacionales y departamentales, embajadores de la región y movimientos sociales indígenas y campesinos.

“Vamos a dar valor agregado a la hoja de coca de los Yungas para que pueda acullicase en todo el país y sea producto de exportación”, remarcó.

Los Yungas paceños son una zona montañosa, puerta de entrada a la Amazonía, permanece húmeda casi todo el año, tiene nieblas constantes, precipitaciones abundantes y una gran cantidad de ríos cruza sus territorio.

Es en esas condiciones climáticas en las que se cultiva la hoja de coca yungueña, valorada para su masticación en la amplia geografía nacional, y fuera de nuestras fronteras en Argentina y Chile.

La Ley 286 declaró el 11 de enero de cada año como el Día Nacional del Acullico para rememorar que en 2013 Bolivia se adhirió nuevamente a la Convención Única de las Naciones Unidas sobre estupefacientes de 1961, con una reserva para permitir el masticado dentro del territorio nacional.

El mandatario recordó la “injusticia” que se cometió con la hoja al ser ingresada en 1961 en la lista de la Convención de estupefacientes de ese año.

Ahora, dijo el jefe de Estado, el objetivo es lograr la desclasificación definitiva de la hoja de coca como estupefaciente y lograr su libre comercialización.

Si ese objetivo, en el que trabaja el vicepresidente del Estado, se concreta, Arce dijo que se abrirá la posibilidad de exportar el arbusto con valor agregado.

En Sacaba, Cochabamba, está en marcha la construcción de una planta industrializadora de la hoja de coca, donde prevén una producción variada, desde infusiones hasta medicamentos.

De acuerdo con el Servicio de Desarrollo de las Empresas Públicas Productivas (SEDEM), se prevé una inversión de más de 62 millones de bolivianos en la planta de Sacaba.

“Estamos convencidos que la hoja de coca tiene mucho que dar al plantea, a la humanidad”, señaló el jefe de Estado.

Fuente: ABI

Comentarios

Autor