Presidente mexicano viaja a zona devastada por huracán Otis

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, viajó este miércoles a la ciudad turística de Acapulco, en el sureño estado de Guerrero, que fue devastada por el paso del huracán Otis como categoría 5, la máxima en la escala Saffir-Simpson.

El mandatario mexicano se reunió en horas de la noche del miércoles con el gabinete de seguridad y las autoridades de Guerrero en el puerto, que resultó severamente afectado por los vientos que superaron los 260 kilómetros por hora.

En el encuentro, en el que participaron los secretarios de Defensa, Luis Cresencio Sandoval; Marina, José Rafael Ojeda Durán, y la titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez, López Obrador recibió un informe de los daños.

Tras concluir la reunión, el jefe de Estado regresó a la capital mexicana, donde este jueves ofrecerá una conferencia de prensa.

Hasta el momento, las autoridades no han ofrecido un balance especificando los daños causados por Otis, sin embargo, medios locales indicaron que el ciclón dejó incontables daños materiales a la infraestructura hotelera, a las viviendas y a los caminos.

La Compañía Federal de Electricidad (CFE) informó que más de 500.000 personas se quedaron sin energía eléctrica, mientras que también estaban interrumpidos los servicios de telefonía e internet.

La gobernadora de Guerrero, Evelyn Salgado, anunció en su cuenta oficial de X que este jueves no habrá clases en ninguna de las escuelas del estado “con el objetivo de salvaguardar la integridad de los estudiantes, docentes, así como del personal administrativo”.

Ejército y Guardia Nacional aplican plan DN III

La Secretaría de la Defensa Nacional en un comunicado informó que con motivo de la entrada del huracán Otis “integrantes del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos, así como la Guardia Nacional activaron el Plan DN-III-E en su fase de auxilio a la población civil”.

En forma simultánea, se puso en marcha el Plan GN-A «para apoyar a la población ante los daños que ha dejado este fenómeno hidrometeorológico».

“Se han desplegado 8.391 elementos para atender esta afectación, 7.671 de ellos son pertenecientes al Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos y 720 a la Guardia Nacional”, detalló la nota de prensa oficial.

Mencionó que hasta el momento, las afectaciones son: caída de árboles, interrupciones eléctricas, caída de postes de luz y espectaculares, vehículos varados, interrupción de servicios telefónicos e internet, caída de bardas, inundaciones y viviendas e instalaciones afectadas.

“Además, se trasladaron vía terrestre 3.000 despensas y 3.000 litros de agua embotellada (…) para ser distribuidas a la población de los municipios afectados”, indicó.

Fuente: TeleSUR

Autor