Productores alertan sobre la pérdida de un 70% de la siembra de quinua por la sequía

Benjamín Huarachi, presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen de la Quinua del Altiplano Sur, alertó que al menos un 70% de las parcelas de quinua sembradas son afectadas por la falta de humedad, por lo que estiman que solo un 30% germinará y servirá para la época de cosecha.

El representante lamentó que de parte del Estado no exista ninguna ayuda específica para afrontar la sequía, debido a la gran burocracia en los ministerios que solo retrasan cualquier iniciativa, pese a que este momento para los productores es muy crítico.

«La situación está muy mal, estamos pasando una situación muy lamentable porque no encontramos humedad en el suelo y eso nos está perjudicando la siembra. Estamos calculando que este año solamente va a germinar en las parcelas un 30% y el 70% considero que son parcelas echadas a perder por la incidencia de la sequía que está fuerte en el campo», dijo el productor a ANF.

Al precio bajo del quintal del grano en el mercado negro de Challapata, por el que los productores pierden hasta un 36% del costo de producción y sin generar ganancias, se suma la cruda sequía que afecta a todo el país y principalmente a las regiones altiplánicas.

«Los lugares donde no hay humedad estamos dejando parcelas preparadas, pero el grano no va a germinar y no va a haber plantas. Entonces, estamos seguros de que va a haber una reducción en la producción en esta campaña agrícola», apuntó.

Todo indica una reducción en la próxima cosecha de quinua, pero aun, dijo Huarachi, no se puede estimar en cuánto caerá. Teme que el impacto de la sequía sea como en los primeros años de la década del 80, «cuando las comunidades tuvieron que despoblarse, emigrar al oriente, a los Yungas y a las minas. Entonces, considero que esos efectos van a llegar también fuertemente en caso de que no hubiera la producción suficiente para nosotros».

El gobierno no realizó ningún estudio ni medida preventiva para afrontar este efecto climático. Los productores buscan ayuda en algunas instituciones y ministerios, pero, lamentablemente, no lo consiguen, dijo Huarachi.

«Yo lamento mucho por la burocracia y por tanto tiempo que están tardando en el gobierno para poder de una vez prepararse para estos fenómenos naturales, hasta este momento no han hecho ningún estudio, solamente han preparado el personal técnico y los drones (para la georeferenciación), pero estoy seguro que no tienen todavía ninguna propuesta frente a estos fenómenos naturales», enfatizó.

Indicó que pedirán ayuda al Centro Internacional de la Quinua, por la experiencia que tiene en el ramo, pero tampoco tienen la seguridad que consigan algo. «Yo supongo que no hay nada y vamos a quedar así al abandono».

Fuente: Los Tiempos

Comentarios

Autor