Putin sobre el rechazo de Ucrania a negociar: «Todo se habría acabado hace mucho tiempo»

El conflicto en Ucrania habría acabado hace mucho tiempo si no fuera por el rechazo de Kiev de negociar con Moscú, afirmó este martes el presidente ruso, Vladímir Putin.

Putin recordó las recientes declaraciones de David Arajamia, uno de los negociadores ucranianos que participaron en las conversaciones de paz con Rusia en la primavera de 2022, quien reveló que la presión del entonces primer ministro británico, Boris Johnson, fue uno de los factores que empujaron a la parte ucraniana a retirarse del proceso de paz. 

«¿No son tontos? Y dicen: ‘Si lo hubiéramos hecho, se habría acabado hace año y medio’. Solo enfatiza una vez más que no son personas independientes», destacó.

El mandatario criticó la «fórmula de paz» del presidente de Ucrania, Vladímir Zelenski, que busca que Rusia «renuncie» a las «conquistas» que hizo en el último año y medio, pero tanto Ucrania como Occidente «entienden que eso es imposible». Agregó que la fórmula de Zelenski es la «continuación de la aplicación del decreto del presidente ucraniano sobre la prohibición de negociar con Rusia; son requisitos prohibitivos para el proceso de negociación».

Asimismo, el presidente ruso denunció que Kiev realiza ataques contra infraestructuras civiles en Rusia para desviar la atención del «fracaso total» de su contraofensiva. «Intentan demostrar que ellos también pueden hacer algo, pero en lugar de resolver problemas militares, están operando de esta manera bárbara. Simplemente están atacando zonas pobladas pacíficas, y con armas indiscriminadas», denunció.

Según Putin, no solo fracasó la contraofensiva de Kiev, sino que la «iniciativa» está completamente en manos del Ejército ruso. Asimismo, remarcó que si el conflicto continúa, «la estatalidad ucraniana podría sufrir un golpe irreparable y muy grave».

El mandatario aseguró que Rusia siempre ha defendido sus intereses y lo sigue haciendo ahora. En este contexto, señaló que a los ciudadanos de Ucrania «se les lavó el cerebro» y que nadie «se inmiscuyó en su independencia».

Entre otras cosas, el presidente ruso expresó que las ideas nacionalistas en Ucrania tras la desintegración de la URSS resultaron ser más fuertes de lo esperado, lo que condujo a la situación actual. «Tras el colapso de la Unión Soviética, era obvio que acabaríamos llegando a ese punto», aseveró, agregando que «los elementos nacionalistas se mostraron más agresivos y empezaron a impulsar su agenda».

Fuente: RT

Autor