Quién es Stormy Daniels, la actriz porno que pone en jaque a Donald Trump

El expresidente de Estados Unidos Donald Trump fue acusado en Nueva por pagarle a la actriz porno Stormy Daniels durante su campaña presidencial de 2016.

En una publicación en las redes sociales hace una semana, Trump, que busca volver a la presidencia en 2024, dijo que esperaba ser arrestado y llamó a sus seguidores a protestar.

La investigación que rodea al expresidente se centra en un pago de 130.000 dólares que Michael Cohen, ex abogado personal de Trump, le dio a la actriz porno Stormy Daniels. 

Quién es Stormy Daniels

Daniels, cuyo verdadero nombre es Stephanie Clifford, es una actriz estadounidense de cine para adultos que ganó una importante atención mediática en los últimos años.

Saltó a la fama por primera vez en 2018, cuando se reveló que había sido pagada por Cohen para guardar silencio sobre un supuesto encuentro sexual con Trump en 2006.

El escándalo en torno a la supuesta aventura, y el posterior pago de dinero por silencio, llegó a los titulares internacionales y desencadenó una batalla legal entre Daniels y el campamento del presidente.

Daniels presentó una demanda para invalidar el acuerdo de confidencialidad, alegando que Trump nunca lo firmó y que, por tanto, no era legalmente vinculante.

A pesar de los esfuerzos por mantener la historia en secreto, Daniels se ha convertido en una firme crítica del ex presidente y su administración.

Siguió hablando sobre su supuesto encuentro con Trump, llamando la atención sobre cuestiones como las violaciones de la financiación de la campaña y el uso de los acuerdos de confidencialidad para silenciar a las víctimas de agresiones sexuales.

Encuentro en un campo de golf

El entonces extravagante empresario contó en el programa de la NBC, The Apprentice, que conoció a la actriz porno de 27 años en un campo de golf durante un torneo de celebridades en Nevada.

Había viajado allí solo, dejando atrás a su tercera esposa Melania con su hijo recién nacido, Barron.

Trump y Daniels volvieron a encontrarse ese mismo día en la sala de regalos y se fotografiaron juntos en el stand de su estudio porno, Wicked Pictures. Luego el expresidente la invitó a cenar en su suite del lujoso hotel y casino Harrah’s Lake Tahoe, y ella aceptó.

Stormy Daniels se presentó con un vestido dorado de tiras y tacones de aguja, mientras que él llevaba un pijama de seda negro y zapatillas.

Después se acostaron, según ella. Daniels contó que Trump la llamó por teléfono varias veces, y se volvieron a encontrar, pero ya no tuvieron relaciones sexuales.  

Y eso podría haber sido todo, si no fuera por la decisión finalmente abortada de Trump de presentarse a las elecciones presidenciales de 2011.

A cambio de 15.000 dólares, Daniels concedió una entrevista sobre aquella noche a la revista In Touch Weekly, pero Trump se enteró y amenazó con demandar a la revista. El artículo no se publicó y ella no cobró.

En 2016, volvió a intentar vender la historia. Esta vez, con Trump a punto de ganar las elecciones, había más en juego.

En ese momento, Cohen, el abogado de Trump, intervino de nuevo para acabar con la historia, ofreciéndole 130.000 dólares por firmar un acuerdo de confidencialidad.

Daniels firmó su copia en el maletero de un coche cerca de un set de filmación porno en California. Y Cohen firmó en nombre de Trump.

Al final, el dinero se malgastó.

La historia salió a la luz de todos modos dos años más tarde, en 2018, cuando  Daniels demandó a Trump en un intento de anular el contrato de confidencialidad. 

El crecimiento de Stormy Daniels

Desde 2018 la actriz porno no ha dejado de sacar provecho de la visibilidad de sus escándalo. Lanzó un perfume llamado Truth con el eslogan: «¡Es la bomba!  Stormy Daniels abraza tu verdad».

En julio de 2018, fue detenida por agentes de policía durante una operación en un club de striptease en Columbus, Ohio. En ese momento fue acusada de tocar ilegalmente a un cliente del Sirens Gentlemen’s Club.

Y con eso empezó la persecución a Daniels. 

Michael Avenatti, su abogado en ese momento, describió los cargos -que fueron retirados al día siguiente- como motivados por «el testimonio de la actriz porno contra una figura política relevante». 

Finalmente, Daniels fue la última en reír y llegó a un acuerdo con la ciudad por valor de 450.000 dólares.

Sus memorias,Full Disclosure, escritas con el periodista Kevin Carr O’Leary, se publicaron un mes después.

Un crítico describió el libro como «más llamativo que reflexivo», pero contenía suficientes detalles para satisfacer a sus lectores.

El renacer de Stormy Daniels
En julio de 2021, el canal de televisión VH1 anunció que Daniels aparecería en la exitosa serie The Surreal Life, un reality show de famosos estadounidenses.

El programa incluía a Daniels enseñando a las aspirantes estrellas del porno los trucos del oficio.

También fue presentadora de For The Love of DILFs, un programa de citas para gays en la cadena LGBT OUTtv.

Daniels, además, se ha convertido en directora de cine, y en su último proyecto, Lawless. También se casó con el actor porno, Russell Blade y se instalaron en una granja de Florida donde tienen caballos, otra de sus pasiones. 

«Gracias @barrettblade777 por darme la casa, la vida y la familia de mis sueños», escribió en Instagram poco después de casarse.

Fuente: Clarín

Autor