Quillacollo alista audiovisual sobre la Virgen de Urkupiña

El director de Cultura y Turismo del municipio de Quillacollo, Pablo Hinojosa, en la visita que realizó a la ciudad de La Paz para presentar la Festividad de la Virgen de Urkupiña informó que se prepara un minidocumental que registrará las peculiaridades de la fiesta que en 2023 será postulada como Patrimonio de la Humanidad ante la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

El municipio de Cochabamba celebrará su fiesta mayor el 14 de agosto. En la actividad participarán más de 70 fraternidades. El Director de Cultura y Turismo destacó que la actividad vuelve de forma presencial, después de dos años. Además, agregó que en esta gestión se incrementaron siete agrupaciones de bailarines.

“El 14 de agosto es la gran entrada, el 2021 solo tuvimos la misa. Este año retornamos de forma presencial. Cada fraternidad tiene entre 200 y 300 participantes, así que será una fiesta grande la que viviremos”, aseguró.

Hinojosa, además, manifestó que el municipio y la Asociación de Conjuntos Folklóricos acordaron cuidar la bioseguridad, exigir vacunas y uso de barbijo, entre otras medidas.

Este año, la comitiva encargada de la elaboración de los documentos está conformada por representantes del Ministerio de Culturas, la Gobernación de Cochabamba, la Asamblea Legislativa Departamental, la Alcaldía de Quillacollo, la Asociación de Conjuntos Folklóricos y la Asociación de Músicos, periodistas, historiadores y personalidades quillacolleñas, entre otros, quienes ultiman los detalles para la recolección de la documentación.

En ese sentido, Hinojosa destacó que como parte de ese rescate se prepara un minidocumental que mostrará detalles sobre la festividad.
“Ese trabajo audiovisual complementará al expediente que estamos elaborando y que ya está casi listo para presentarlo”, dijo.

Historia

La historia de la Virgen de Urkupiña se remonta a finales de 1700 en la localidad de Cota, Quillacollo. Ahí, una humilde familia de campesinos subsistía con el pequeño rebaño que estaba al cuidado de su hija menor. Durante ese año, la Virgen comenzó a aparecerse innumerables veces ante la joven pastora en las bajas colinas de la comarca boliviana de Cota y, desde entonces, la niña acudía al lugar no solo a cuidar a sus animales, sino que también para encontrarse con ‘La Mamita’. Los padres al notar la ausencia de su hija le pidieron explicación y esta les reveló que una Virgen se le aparecía y hablaba con ella, la familia se acercó al lugar y fueron testigos de cómo la Virgen ascendía a los cielos, tiempo después se construyó una capilla en ese territorio.

Fuente: Ahora el Pueblo

Comentarios

Autor