Restos de la columna de un perezoso gigante prehistórico son hallados en Chuquisaca

Minuciosas búsquedas entre la tierra dieron impresionantes resultados. Un equipo de paleontólogos descubrió en medio del polvo y rocas restos óseos de un perezoso gigante prehistórico, en la comunidad de Trigo Loma, del departamento de Chuquisaca.

El paleontólogo Omar Medina explicó que estos restos podrían pertenecer a un perezoso del pleistoceno, reportaron medios locales. Esta especie prehistórica habitaba en tierra firme, a diferencia de sus parientes que solían refugiarse en los árboles. Se conoce que de pie podían llegar a medir hasta cinco metros.

El hallazgo es por demás emocionante e importante para reconstruir cómo fue la vida en estos sitios durante la prehistoria. Antes ya se han hallado fósiles en el sur del país, lo que da a entender de una amplia diversidad de especies que habitaron estas regiones, desde dinosaurios.

Este equipo de expertos realiza ahora un trabajo arduo para sacar intacto el esqueleto y llevarlo a estudiar; esto ayudará a determinar si efectivamente se trata de un perezoso y de hace cuántos años sus restos esperaban bajo la tierra a ser hallados. De acuerdo con la página de National Geographic, los megamamíferos como este fueron parte de la fauna de América del Sur; se considera que su extinción sucedió entre el Pleistoceno tardío y el Holoceno temprano. 

Las fotografías difundidas por el equipo de paleontólogos dan cuenta de al menos nueve cuerpos de vértebras y parte de la cadera del animal prehistórico, el perezoso gigante.

La Razón

Comentarios

Autor