Santa Cruz: Citan a declarar a siete personas por muerte del niño aplastado por un árbol; Emacruz dice que fue un accidente “fortuito”

Entre las personas que fueron citadas está la directora del colegio donde ocurrió la tragedia. Las clases fueron suspendidas este jueves.

La Fiscalía citó a declarar a siete personas por el caso del fallecimiento del niño José Armando Apaza Céspedes, de 13 años, aplastado por un árbol el miércoles en la Unidad Educativa Samaria donde estudiaba.

Daniel Ortuño, fiscal especializado en Delitos Contra la Vida, informó que entre las personas que fueron requeridas por la Fiscalía está la directora del establecimiento educativo, además de los funcionarios de la empresa encargada de la poda del árbol, que trabajaba en el momento del accidente.

Ortuño indicó que las personas responsables de la muerte del menor, pueden ser acusadas del delito de homicidio culposo.

Por la muerte de Apaza Céspedes, este jueves las clases fueron suspendidas en dicha unidad educativa, ubicada en el Plan Tres Mil.

“Una vez que se conoció el hecho se desplegó un equipo multidisciplinario de la Fiscalía a la zona del hecho donde se colectaron diferentes elementos como, imágenes de cámaras de seguridad, declaraciones de testigos, toma de muestras, entre otros elementos que serán parte de la investigación”, sostuvo Ortuño.

De acuerdo con el certificado médico legal, realizado por el Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF), la causa de la muerte de la víctima fue un trauma de tórax cerrado y laceración pulmonar.

El niño encontró la muerte cuando fue a recoger una pelota con la que jugaba. Trabajadores se encontraban realizando la poda a pocos metros, pero no se dieron cuenta cuando el menor de edad se acercó justo en el momento de la caída del árbol.

Emacruz calificó el accidente de “fortuito”

Un funcionario de la Empresa Municipal de Aseo Urbano de Santa Cruz (Emacruz) calificó de “fortuito” el accidente. “Se les solicitó a los directores y profesores que no debería haber ninguna persona en ese sector donde se estaba trabajando”, afirmó Sebastián Velasco, jefe de Fiscalización de la Alcaldía a tiempo de señalar que la poda se hacía en un horario fuera de clases (13:45, aproximadamente).

Será sepultado en cementerio municipal

La Alcaldía otorgará un espacio en uno de los cementerios de los Distritos Municipales 8 o 14 para la cristiana sepultura del niño. Por ahora sus restos son velados por sus familiares y compañeros con los que compartió aula en sus años de estudio.

El alcalde Jhonny Fernández también entregó Bs 2000 como apoyo económico para los gastos funerarios de la familia del menor.

El Deber

Autor