Santa Cruz se convierte en el segundo departamento donde más coca se erradica

12 de enero de 2024

La erradicación de plantaciones de coca llegó a 10.302 hectáreas en los departamentos de Beni, Cochabamba, La Paz y Santa Cruz, detalló ayer el ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo durante la presentación de los resultados de esas tareas de 2023. Santa Cruz se convirtió en la segunda región donde más coca se erradicó y así desplazó a La Paz.

Según el informe, en Cochabamba se erradicaron 7.636 hectáreas; en Santa Cruz 1.482; La Paz 1.136 y cerró Beni con 48 hectáreas de coca ilegal eliminada entre enero y diciembre del año pasado.

Las zonas tradicionales de producción de coca son La Paz y Cochabamba y también es donde más coca ilegal se siembra. En abril de 2011 fue la primera vez que se mencionó la siembra de coca ilegal en los departamentos de Beni y Santa Cruz. Aquel año se informó que se descubrió coca ilegal en el parque Choré donde se erradicó 93,5 hectáreas de coca; 12 años más tarde esa cifra se multiplicó. Allí se detectaron 444 hectáreas, casi la mitad de lo que se reportó en el departamento.

La región de Yapacaní, en la provincia Ichilo, ha sido donde más coca ilegal se halló. Incluso, hay indicios del uso de maquinaria para acelerar esos cultivos, comentaron fuentes militares.

El viceministro de Defensa Social, Jaime Mamani, lamentó que los cocales ilegales se hayan extendido a los parques nacionales y dijo que en esas zonas no hay racionalización porque son prohibidas para ese cultivo, por tanto, solo cabe la erradicación forzosa

El representante de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc, por sus siglas en inglés), Troels Vester, saludó el anuncio del Gobierno de no permitir la siembra de coca en parques nacionales y dijo que seguirá apoyando a los campesinos que decidan cambiar de cultivo.

“Me gusta mucho lo que dijo el ministro hoy, que hay el compromiso del ministro de erradicar todo lo que es la hoja de coca en los parques nacionales, nosotros hemos tomado atención a eso, pues es parte del trabajo de nosotros, en un año vamos a verificar si se ha hecho o no en conjunto con el Gobierno, vamos a visitar las áreas”, anunció el delegado de la oficina internacional.

Asimismo, el embajador Vester explicó que de las 10.302 hectáreas eliminadas por las fuerzas de Bolivia ellos pueden certificar el 6% como válidas, tomando en cuenta la presencia que tienen en los operativos de erradicación. Hubo un compromiso de revisar los datos con el Gobierno para que la Unodc tenga su propio reporte con respecto a la erradicación. En una semana, este mismo organismo presentará los datos de 2023 sobre destrucción de droga.

Mientras, desde Los Yungas, los campesinos productores de coca denunciaron que en esa zona el Gobierno aplica la erradicación selectiva, es decir, que aquellas parcelas que pertenecen a campesinos que son contrarios al Gobierno son declarados como ‘Zona Roja’ y se procede a la erradicación forzosa de la coca.

“Eso es falso, el Gobierno ingresa a todas aquellas zonas donde la coca es ilegal y lo mismo sucede en Los Yungas, donde existe un trabajo de delimitación y luego se erradica en concertación con el productor”, dijo el viceministro, Jaime Mamani, al ser consultado sobre la denuncia de los productores cocaleros de Los Yungas.

Según la versión de los campesinos, hay más de una decena de campesinos, solamente en una comunidad donde sus cocales fueron erradicados pese a que ellos pertenecen a “zonas en transición”. en Los Yungas. Existen tres tipos de zonas donde se siembra coca, la zona ancestral que tiene permitida la siembra; la zona en transición, y al zona roja, donde no se permite la siembra y debe ser erradicada, pues ese producto se desvía para elaborar cocaína.

En el Chapare, la situación es distinta, solo tiene dos zonas, en transición y zona roja, que es donde más coca se erradica cada año.

EL DEBER

Autor