Supremo de Brasil califica error histórico la prisión de Lula

El Supremo Tribunal Federal (TSF), la máxima corte de Brasil, aceptó este miércoles una petición de la defensa del presidente Luiz Inácio Lula da Silva y anuló todas las pruebas obtenidas a partir del acuerdo de colaboración con la empresa Odebrecht, al considerar que fueron obtenidas de forma ilegal por el exjuez Sérgio Moro.

El juez del TSF, Antônio Dias Toffoli, afirmó que la prisión contra el ahora mandatario fue uno de los mayores errores judiciales en la historia del país.

El fallo, firmado por el juez Toffoli, anuló las confesiones que se consiguieron a partir del acuerdo de colaboración con la empresa Odebrecht. Consideró que se usaron artilugios ilegales de «tortura psicológica» que tuvieron como objetivo, entre otros, obtener pruebas falsas contra inocentes.

Los acuerdos, firmados en 2017, deberán volver ahora a los jueces de primera instancia para ser revisados. El magistrado consideró que no hubo un procedimiento adecuado y comparó lo ocurrido con las torturas que la dictadura militar ejerció contra los presos políticos.

Lula, líder del Partido de los Trabajadores (PT) y quien gobernó Brasil entre 2003 y 2010, pasó 580 días en prisión condenado por corrupción y lavado de dinero en un proceso que después fue anulado y que se basaba en parte en pruebas ofrecidas por Odebrecht

Telesur

Autor