Ted Cruz: Biden está «demasiado deteriorado» mentalmente para hablar de deuda de EE.UU.

El senador republicano por Texas, Ted Cruz, ha declarado este miércoles que el deteriorado estado mental de Joe Biden le impide al presidente estadounidense negociar con los republicanos de la Cámara de Representantes sobre el techo de la deuda del país. «El vicepresidente Biden se sentó con los republicanos de la Cámara y llegó a un compromiso significativo», ha recordado el senador Cruz la época de la Administración Obama. «El presidente Joe Biden necesita hacer lo mismo», ha sugerido.

«Lamentablemente, la razón por la que no lo ha hecho hasta ahora, creo, es porque sus facultades mentales están demasiado disminuidas en este momento para hacer lo que hizo en el 2011, para sentarse y trabajar juntos en una solución al problema», ha opinado Cruz. 

Las declaraciones del político se dan en el contexto de que Biden no tiene planeado negociar el techo de la deuda de EE.UU. durante la reunión que mantendrá con los cuatro líderes del poder Legislativo el 9 de mayo.

El senador ha insistido en que EE.UU. no debe dejar de pagar su deuda, pero la senda en la que se encuentra actualmente el país «es insostenible». Tachó a los empleados actuales de la Casa Blanca de «niños radicales», «perfectamente dispuestos a arriesgarse a un incumplimiento de pago de la deuda porque no se dan cuenta del caos, la miseria y el daño que causaría un incumplimiento». «Y Joe Biden necesita sentarse a la mesa de las negociaciones», ha concluido Cruz.

EE.UU. puede enfrentarse a una suspensión de pago el 1 de junio si el Congreso «no eleva ni suspende» el límite de la deuda estatal, advirtió este 1 de mayo la secretaria del Tesoro estadounidense, Janet Yellen.
A finales de abril, la Cámara de Representantes de EE.UU. aprobó un anteproyecto de ley republicano para elevar el techo de endeudamiento y recortar gastos presupuestarios; no obstante, el líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer, demócrata de Nueva York, lo declaró «muerto al llegar» al Senado.
A finales de enero, EE.UU. alcanzó el límite de deuda de 31,4 billones de dólares.

Autor