Tercer feminicidio en Cochabamba: Nieves, de 66 años, fue asfixiada

El Ministerio Público investiga el feminicidio de una mujer de 66 años cuyo cuerpo fue encontrado con una soga en el cuello y signos de violencia en Uray Phiña, comunidad de Misicuni. La víctima fue identificada como Nieves R.C. y el principal sospechoso es Víctor Y.G. (50), quien ha sido aprehendido, informó ayer la fiscal departamental de Cochabamba, Nuria Gonzáles Romero.

“El equipo multidisciplinario del Ministerio Público y del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) fue desplegado hasta la comunidad de Misicuni para realizar el levantamiento legal del cuerpo de la mujer y realizar las primeras investigaciones para esclarecer este hecho”, manifestó Gonzáles.

Nieves es la tercera víctima de feminicidio en Cochabamba, en lo que va de este 2023. Murió por anoxia, asfixia mecánica por obstrucción de orificios respiratorios y policontusiones, según el acta de autopsia realizado por el IDIF.

Sobre el caso, el fiscal de materia, Edson Orellana, señaló que el hecho fue dado a conocer este 22 de marzo por una comunaria de Misicuni. Ella alertó que Nieves se encontraba sin vida al interior de su domicilio. La Policía y el equipo multidisciplinario del Ministerio Público llegaron al lugar y realizaron el levantamiento legal del cuerpo de la víctima que tenía una soga en el cuello y signos de posibles golpes en el rostro.

Por el feminicidio, Víctor Y.G., comunario de Misicuni, fue aprehendido. El hombre fue visto deambulando por la zona con manchas de sangre en su ropa, por lo que fue trasladado a celdas policiales con fines investigativos.

JUSTICIA

Familiares de Nieves exigen justicia. “Mi abuelita no ha muerto por causas naturales, estaba sanita. La mataron, esa sospecha tenemos y, por ese motivo, pedimos que el autor sea encarcelado”, dijo una de sus nietas.

La familia es de escasos recursos económicos, por lo que no puede contratar un abogado para realizar un seguimiento exhaustivo del proceso. Por ello, la nieta de Nieves pidió a las autoridades una investigación transparente que castigue al asesino de su abuela.

SILENCIADAS

Adriana Valentina U.L. y Catalina C.V. murieron a manos de sus parejas el 27 de enero y el 24 de febrero de este año, respectivamente, en Cochabamba. Los crímenes se registraron en Cercado y Vinto.

Adriana Valentina tenía 21 años. Era estudiante de gastronomía y soñaba con ser una gran chef repostera. Salió de su casa el jueves 26 de enero, a las 13:00, para almorzar con su enamorado Randy Escalera Pardo (22), pero no regresó a su hogar. Su cuerpo sin vida fue encontrado en la habitación de un hostal de Cochabamba, el domingo 29 de enero.

La búsqueda terminó a los tres días de la desaparición. La Policía llegó al alojamiento, al llamado de los administradores del lugar, donde Randy aún se encontraba. Los jóvenes llevaban una relación de tres meses.  

El 31 de enero, Escalera Pardo fue sentenciado a 30 años de cárcel en El Abra, sin derecho a indulto. 

Catalina C.V. es la segunda víctima de feminicidio en Cochabamba. La mujer, madre de cuatro hijos, murió a sus 36 años. Su esposo Cristóbal M.A. (40) es el principal sospechoso del crimen. Se presume que la obligó a ingerir una sustancia tóxica y luego él tomó el mismo líquido, pero fue auxiliado.

Cristóbal cumple detención preventiva en el penal de El Abra, mientras continúan las investigaciones.

La tercera víctima de feminicidio es Nieves R.C. Se prevé que hoy el presunto autor sea puesto ante un juez cautelar, quien definirá su situación jurídica.

Fuente: OPINIÓN

Autor