Trabajadores del Fassil en Santa Cruz piden al interventor solución al impago de salarios

La ministra de Trabajo, Verónica Navia, dijo ayer martes que coordina con el interventor para dar solución a las demandas de los trabajadores y garantizar el pago de los beneficios.

Decenas de trabajadores de Banco Fassil pidieron este miércoles al interventor de la entidad, Carlos Colodro, una solución al pago de salarios que se les adeuda desde abril.

Se concentraron en la zona de Equipetrol, en las afueras del edificio Ambassador, donde se encuentran las oficinas del interventor. Pero éste, al enterarse de la movilización, se trasladó a la zona del Manzano 40, en la avenida San Martín, en el Cuarto Anillo.

Uno de los trabajadores lamentó que, desde el 26 de abril, día de la intervención de Banco Fassil, hasta la fecha no se haya atendido a los trabajadores y se les deje en incertidumbre respecto de sus demandas, el pago de salarios y de finiquitos.

“No nos dicen hasta cuándo, dicen ‘siguen siendo trabajadores’, pero sin sueldo; no dicen cuándo se va a liquidar. Esa incertidumbre es la que está generando el malestar en los trabajadores y no vamos a parar hasta hacernos escuchar”, sostuvo a la red DTV.

Afirmó que el banco tiene en patrimonio más de $us 1.000 por lo que pidió al interventor que se efectivice ese dinero para dar solución a las demandas de los trabajadores.

Son cerca de 5.000 trabajadores de Banco Fassil de los que al menos 2.500 están en el departamento de Santa Cruz y el resto en las otras regiones del país.

También aseguró que las medidas de protesta continuarán en todo el departamento hasta que el interventor solucione sus problemas como lo hizo con los ahorristas y prestatarios.

La ministra de Trabajo, Verónica Navia, dijo el martes que coordina con el interventor la solución de las demandas de los trabajadores y garantizar el pago de los beneficios.

Dijo que la intervención “tiene la obligación, por mandato de la ley, de revisar estas acreencias preferenciales que son consideradas por los beneficios que tendrían que tener los trabajadores ya sea el pago de salarios o el pago de beneficios”.

La Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (Asfi) informó el 26 de abril que el Banco Fassil deja una cartera de activos de $us 3.867 millones, superando a los pasivos que llegan a $us 2.700 millones, lo que garantiza la devolución de los ahorros a sus clientes.

La Asfi intervino el Banco Fassil tras la aprehensión de cuatro de sus altos ejecutivos, acusados de delitos financieros. Se conoció que la causa giró en torno a seis movimientos inusuales detectados. Se trata de seis abonos por encima del límite establecido (overlimit) a una joven de 18 años por Bs 28.208.879.

Fuente: La Razón

Autor