Transportistas vuelven a bloquear los accesos a la Quinta Municipal en rechazo a la Ley 1216

Por segundo día consecutivo, los transportistas de Santa Cruz de la Sierra mantienen bloqueados los accesos a la Quinta Municipal en protesta contra la Ley 1216 de Movilidad Urbana. Las manifestaciones han vuelto a paralizar el tránsito en las avenidas Roca y Coronado y Centenario, sobre el cuarto anillo de la ciudad.

Siguiendo el mismo modus operandi que el lunes, los transportistas colocaron sus vehículos en ambos extremos del cuarto anillo, impidiendo el normal flujo del tráfico. Un grupo de manifestantes incluso volvió a cercar las oficinas del edificio municipal para evitar que los funcionarios puedan ingresar a sus lugares de trabajo.

La persistente acción de bloqueo ha llevado a que los conductores nuevamente busquen rutas alternativas para sortear la congestión vehicular generada por la protesta, especialmente alrededor de las 7:30, cuando la mayoría de las unidades educativas comienzan sus labores.

El origen de estas protestas radica en la objeción de los transportistas hacia la Ley 1216 de Movilidad Urbana. Los manifestantes están exigiendo al Ejecutivo Municipal la promulgación de una nueva ley que se ajuste a sus intereses.
Mario Guerrero, quien lidera a los micreros, alega que las autoridades no han cumplido su promesa de modificar la normativa, y acusa a la Alcaldía de intentar aumentar sus ingresos a través del incremento de patentes y multas, establecidas en el nuevo reglamento.

Asimismo, aseguró que esta medida se replicará cada día de forma indefinida hasta que el Concejo Municipal los reciba en una audiencia pública para plantear la revisión de la norma.

Por su parte, desde la Alcaldía Municipal confirman que el plan de ordenamiento sigue en marcha y ratifican que el plazo para el registro de unidades y conductores vence en noviembre próximo.

“Ellos (los transportistas) no quieren el orden, pero el reordenamiento no se va a detener. El plazo para el registro vence en noviembre, es decir, los 180 días establecidos para que puedan registrarse y tener seguridad jurídica de diez años. Aquellos que no lo hagan no van a poder brindar el servicio”, advirtió el director municipal de Tránsito y Transporte, Marco Franco.

Fuente: El Deber

Autor