Tras encubrir el caso por décadas, Iglesia Católica Boliviana pide «perdón» por el caso Pedrajas

Tres días después de revelarse los abusos sexuales que cometió en vida el sacerdote jesuita Alfonso Pedrajas Moreno, y tras décadas de que las víctimas denunciaran el caso y el propio pederasta confesara el hecho a varias autoridad eclesiales, hoy representantes de la Iglesia Católica salieron al paso de las graves acusaciones pidiendo «perdón» por ese escandaloso hecho, revelado el fin de semana por el periódico español, El País.

La Iglesia Católica en Bolivia emitió un pronunciamiento este miércoles donde pidió «perdón» a las víctimas y comprometió a cooperar con las investigaciones. El secretario general de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), monseñor Giovani Arana, fue el encargado en dar lectura a un documento donde expresó su «condena» a los actos de pederastia y brindó su solidaridad por lo ocurrido.

“Les pedimos perdón, y les manifestamos que compartimos su sufrimiento y decepción por estos graves hechos que han marcado sus vidas y han sido causa de profundo dolor. Nos comprometemos a brindarles apoyo, reafirmando nuestro compromiso fraterno de escucha y acompañamiento”, señala el pronunciamiento.

Fallecido en 2009, el sacerdote jesuita Alfonso Pedrajas Moreno, reveló los delitos que cometió en un diario y el 30 de abril el periódico El País de España publicó un reportaje donde se da a conocer sobre los abusos sexuales que cometió entre 1972 —1987. En ese diario personal, Pedrajas además de haber abusado sexualmente a al menos a 85 menores, confiesa que advirtió de sus actos a varias autoridades de la iglesia, así mismo, varias de la víctimas hicieron, en su momento, las denuncias pero fueron acalladas de diversas formas dentro de las instituciones eclesiales.

La CEB aclaró que la normativa canónica de la Iglesia Católica no reemplaza la normativa civil del Estado, por lo que confirmó su “voluntad de cooperar con las autoridades civiles en la búsqueda del buen y mejor cuidado de niños, adolescentes y jóvenes”.

“Comprometemos nuestros buenos oficios para que la investigación se lleve en el marco de la transparencia e imparcialidad, esperando que el tema no se politice, como hemos visto que sucedió en algunas declaraciones sobre el tema”, añadió Arana en el documento leído.

Tras revelarse los abusos sexuales que cometió Pedrajas, la Compañía de Jesús de Bolivia anunció suspender de sus actividades pastorales y otras responsabilidades institucionales a los jesuitas donde el jesuita, conocido como Pica, desempeñaba funciones.

“Pedimos que nuestra Madre, la Virgen María, interceda por todas las victimas que sufren violencia y que nos ayude, a cada uno de nosotros, a no perder la sensibilidad, frente a todo aquel que sufre este y otros tipos de abusos”, concluye el comunicado de la CEB.

El superior provincial de la Compañía de Jesús en Bolivia,  Bernando Mercado, se presentó este miércoles ante la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV) para activar una denuncia por los
los abusos sexuales que cometió Pedrajas en Bolivia.

Ayer, los exalumnos del colegio Juan XXIII, de Cochabamba, denunciaron el encubrimiento de la Compañía de Jesús en los casos de pederastia que implican al sacerdote jesuita y revelaron que las denuncias interpuestas que hicieron los estudiantes en diferentes momentos, fueron expulsados del establecimiento educativo.

Fuente: Abya Yala y Erbol

Autor