Tras meses de incendios, la Gobernación de La Paz contabilizó sólo 25 animales silvestres muertos

 Tras meses de incendios en el norte del departamento, el director de Recursos Naturales de la Gobernación de La Paz, Luis Saucedo, informó este miércoles que, de manera preliminar, contabilizaron la muerte de 25 animales silvestres.

“Tenemos el dato preliminar verificado por parte de personal de la Gobernación que se encuentra el lugar, hemos estado recientemente nosotros donde ya tenemos 25 decesos de animales. Obviamente, por la lluvia que se ha dado en estos últimos días tenemos la oportunidad de hacer una cuantificación más directa”, respondió Saucedo a la consulta de la ANF. 

El funcionario precisó que también existen 12 animales silvestres rescatados que fueron enviados a las diferentes casas de acogida como Senda Verde; en ese marco, lanzó una convocatoria abierta a estudiantes de diferentes carreras para la atención veterinaria de los animales afectados por los incendios forestales. 

La diputada de Comunidad Ciudadana Luisa Nayar indicó que los incendios este año arrasaron más de 3 millones de hectáreas en Beni y el norte de La Paz, donde al menos 6 millones de animales silvestres habrían muerto.

De acuerdo a la organización “Amor por los animales, Bolivia APLAB”, las consecuencias que dejan los incendios forestales son nefastas porque a la “mano negra del humano no le interesa salpicarse de sangre y muerte”; en ese marco, exigió la abrogación de las leyes incendiarias. 

Saucedo, al ser cuestionado por la reacción tardía, argumentó que no pueden ingresar al lugar sin autorización de los bomberos que trabajan en sofocar el fuego; además, dijo que hicieron una primera incursión en octubre y el dato de los 25 animales muertos es una actualización. 

Se prevé el ingresó de una nueva incursión a los municipios de San Buenaventura, Palos Blancos y otros, tras que la lluvia que sofocó en parte los incendios forestales. 

El fin de semana se registró un fuerte avance del fuego que ingresó incluso a comunidades destruyendo casas, sembradíos y obligando a que animales de corral escapen sin rumbo. 

ANF

Autor