Un cuadro perdido de Klimt reaparece en Austria

Un cuadro de procedencia imprecisa del más famoso de los pintores austriacos, Gustav Klimt, fue descubierto recientemente en una colección privada del país alpino y será subastado el 24 de abril.

El «Retrato de la señorita Lieser» (1917), una de las obras tardías del artista que le fue encargada por una rica familia judía y cuya última propietaria conocida murió en deportación en 1943, fue presentado al público el jueves en Viena.

El cuadro, muy bien conservado, apareció por última vez durante una exposición en Viena en 1925, como lo demuestra una fotografía en blanco y negro, única prueba de su existencia.

El cuadro luego desapareció antes de resurgir cuando sus propietarios actuales requirieron un examen jurídico al heredarlo de parientes lejanos, que lo poseían desde los años 1960.

Pese a las investigaciones, sigue siendo un misterio qué ocurrió con la obra mientras estuvo desaparecida, dijo a la prensa el experto Ernst Ploil, de la casa de remates Kinsky.

Henriette Lieser, mecenas de la vanguardia vienesa, se quedó en Viena pese a la dictadura nazi, fue deportada en 1942 y asesinada el año siguiente.

Sus herederos fueron contactados y algunos se desplazaron para ver el cuadro, que no ha sido reclamado todavía y nunca apareció en las listas de restitución.

«No tenemos ningún indicio de que pudo ser confiscado por los nazis», indicó Ploil. 

Pero en caso de litigio, se acordó un contrato entre los descendientes de la familia Lieser y los nuevos propietarios en virtud de los acuerdos de Washington de 1998, en los que 44 países, entre ellos Austria, se comprometen a encontrar y devolver las obras de arte robadas por los nazis.

El cuadro representa a una joven, cuyo vestido colorido se destaca sobre un fondo rojo.

Podría ser vendido entre 30 y 50 millones de euros, según Kinsky, que augura inclusive que el precio pueda subir hasta 70 millones, teniendo en cuenta los recientes récords de Klimt, fallecido en 1918 en Viena.

En junio de 2023, su «Dama con abanico» se vendió en Sotheby’s en Londres por más de 74 millones de libras (94 millones de dólares), una suma inédita para una obra de arte subastada en Europa.

Ante de su venta, calificada de sin precedentes en Austria, la obra será expuesta en Suiza, Alemania, Reino Unido y Hong Kong.

Agencias

Autor